Diles adiós a los productos químicos con estos sencillos consejos de limpieza

Última actualización: 08.03.21

 

Muchos de los productos que utilizamos para limpiar nuestro hogar representan un peligro para la salud de la familia, ya que pueden causar enfermedades respiratorias, mareos y daños en la piel, además de generar un gran impacto ambiental. Es por esto que vale la pena revisar cuáles son las alternativas más ecológicas y seguras.

 

Si pensamos en los insecticidas, desengrasantes, abrillantadores, ambientadores e incluso en compuestos más comunes que usamos a diario en el hogar, como es el caso de la lejía, podemos decir que todos estos productos de limpieza tienen algún grado de toxicidad. En realidad, tampoco sabemos si estamos desinfectando correctamente algunas zonas cruciales como la cocina y los baños, de modo que la salud de nuestros seres queridos puede estar comprometida.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta el gasto de dinero que representa la compra de estos productos, así como el nivel de contaminación que generan en el ambiente. Veamos a continuación algunos trucos para suprimir malos olores, quitar el polvo, limpiar las ventanas y eliminar la grasa sin utilizar productos químicos dañinos. 

 

Prueba con la limpieza a vapor

El uso de la vaporeta es la alternativa por excelencia a la hora de limpiar a fondo nuestra casa. El funcionamiento de este aparato consiste en calentar agua en una pequeña caldera en su interior para después expulsar el vapor a altas temperaturas y con mucha presión. Por lo general, esta limpiadora incluye una manguera y algunos accesorios para dirigir y controlar el chorro de vapor. De esta forma, permite una higiene profunda del hogar.

Si quieres limpiar los azulejos y uniones de las baldosas solo debes colocar agua en el depósito y utilizar la boquilla con forma de cepillo. No tienes que usar desinfectantes especiales, ya que el calor del vapor acaba con los hongos, gérmenes y bacterias. Del mismo modo puedes limpiar el inodoro, los sifones, duchas y desagües, para de esta forma mantener la higiene de los baños de una forma muy práctica y ecológica. 

En la cocina puedes utilizar la vaporeta en muchas tareas de limpieza, ya que el vapor caliente es capaz de eliminar la grasa incrustada en la encimera, sin necesidad de usar sustancias tóxicas. Además, puedes usar la manguera para limpiar las ventanas, la campana y otras zonas de difícil acceso que suelen acumular grasa al preparar los alimentos.

Ahora bien, aunque cuentes con la mejor vaporeta del momento (aquí puedes encontrar unas opciones para comprar), es importante que consideres las medidas de seguridad, ya que se trata de un aparato con cierto grado de peligro que requiere concentración y atención durante su uso. 

Elimina la grasa con bicarbonato de sodio

Algunos de los productos químicos de limpieza más fuertes son aquellos que utilizamos para quitar la grasa, por lo que vale la pena prestar atención a las propiedades del bicarbonato de sodio. Por ejemplo, si quieres quitar la suciedad acumulada en las paredes del horno puedes utilizar una taza de bicarbonato y agregar un poco de agua removiendo hasta crear una pasta blanquecina. El procedimiento consiste en aplicar la mezcla sobre la grasa más pegada y frotar con una esponja para después dejar actuar durante toda la noche.

Al día siguiente, puedes utilizar un paño húmedo para quitar la pasta con la grasa y si tienes partes complicadas puede colocar vinagre en un envase atomizador y rociar sobre estas zonas. Notarás que el vinagre hace espuma con el bicarbonato, como si se tratara de jabón.

 

Disfruta de una estancia perfumada de manera natural

Cuando el mal olor persiste en una zona de la casa, muchas veces estamos dispuestos a utilizar ciertos aromatizantes en aerosol, que disfrazan los olores solo por unos pocos minutos, por lo que no resuelven el problema, sino que terminan causando alergias, además del impacto ambiental. Sin embargo, existen algunas alternativas más efectivas y al mismo tiempo económicas. 

Lo primero en este caso es identificar lo que está causando el mal olor. Muchas veces la solución que parece más sencilla es la más apropiada, por lo tanto, conviene dejar entrar suficiente aire al lugar, abriendo todas las ventanas. Esto también evitará la acumulación de vapor que causa la humedad y el moho. También hay que limpiar todas las superficies donde pueda haber suciedad acumulada, para esto, una buena idea puede ser utilizar agua con bicarbonato. 

Una vez que el sitio esté limpio y aireado, puedes hervir agua en una olla y agregar las hierbas aromáticas que más te gusten. Este vapor natural dejará el ambiente perfumado. Es posible complementar este proceso con inciensos o velas que además de oler bien pueden reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. No obstante, es importante que todos los productos que utilices sean de origen natural y ecológico, sin sustancias nocivas.

Desinfecta las superficies con vinagre

Desde hace muchos años los anuncios publicitarios nos han vendido innumerables productos para eliminar virus, bacterias y otros organismos que afectan nuestra salud. Es por esto que se nos ha olvidado que tenemos un poderoso desinfectante en la despensa y sin los puntos en contra que tienen los detergentes comunes. Se trata del vinagre.

El vinagre proviene de la fermentación del alcohol, pero es una sustancia distinta, ya que contiene alrededor de 5 % de ácido acético, muy conocido como bactericida. Por lo tanto, puedes rociar con un atomizador en cualquier superficie que desees limpiar, como la cocina, todos los elementos del baño y otros lugares de la casa. Puedes utilizar un cepillo, esponja o paño húmedo para eliminar la suciedad y posteriormente aplicar abundante agua. Unas de las ventajas frente a la lejía es que el vinagre no es tóxico, no daña los tejidos y deja la mayoría de las superficies brillantes.

Algunos ingredientes que puedes mezclar con el vinagre son el bicarbonato de sodio, el zumo de limón y el jabón biodegradable. También, puedes mejorar el olor con algún aromatizante natural. Lo que nunca debes hacer es mezclar el vinagre con otros compuestos químicos como la lejía, ya que pueden surgir gases peligrosos con graves efectos para la salud.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments