¿Qué es reciclar?

Última actualización: 14.05.21

 

La importancia del reciclaje y cómo funciona va tomando cada vez más fuerza, sobre todo después de considerar lo que el hombre está causando al planeta. Aprender a reutilizar objetos o llevarlos a los sitios indicados puede tener un impacto positivo más grande de lo que algunos pensarían.

 

El reciclaje

Antes de preguntarte cómo reciclar, debes familiarizarte con los conceptos básicos relacionados con los materiales reutilizables. Estos, básicamente, tienen propiedades que permiten purificarlos, para volver a ser usados en diferentes ámbitos.

En el proceso de reciclaje, un material o desecho pasa por varias etapas en las que se procura recuperar de manera completa o parcial los elementos que lo conforman, para ser aprovechados ya sea dentro del mismo ámbito o fuera de este.

La práctica del reciclaje, por lo tanto, ha tenido un efecto positivo directo sobre el medio ambiente, sobre todo después de considerar que prácticamente cualquier materia prima necesaria para crear la silla donde estás sentado o el smartphone desde donde lees este artículo, proviene del mismo planeta Tierra. Por ende, en efecto, la explotación excesiva trae consigo resultados con un pronóstico nefasto.

 

Beneficios del reciclaje

Los objetos reciclados disminuyen la cantidad de desechos que se producen por el uso o consumo del mismo producto. Por ejemplo, botellas, envases, folios de papel, entre muchas otras cosas más.

Reutilizar este tipo de materiales, además de prevenir la tala de árboles y la producción de gases nocivos por el uso de químicos alterantes, podrá tener efectos a largo plazo en el cuidado del medio ambiente.

En este sentido, “reciclable” se ha convertido en un sinónimo de esperanza para un planeta en el que se busca extender la vida útil de los productos y así disminuir considerablemente los efectos negativos del avance y desarrollo humano.

Tipos de reciclaje

Aunque el reciclaje es catalogado como un proceso de diversas fases, también es necesario mencionar que es de diferentes tipos, principalmente si se tiene en cuenta el tipo de material a tratar. En consecuencia, a continuación, revisaremos algunos de los tipos de reciclaje más conocidos y prácticos que puedes considerar, si quieres darle una mano al planeta:

 

Papel

Entre los materiales reciclables, el papel es uno de los que tiene mayor presencia en las empresas encargadas de productos reciclados. A pesar de que sí es catalogado como biodegradable, la cantidad que se usa diariamente hace inviable permitir que se destruya por sí solo. Además, los métodos de reciclaje para el papel evitan que se siga obteniendo materia prima de su origen natural: los árboles.

 

Plástico

El plástico reciclado se está convirtiendo en uno de los materiales primarios más empleados en diversas industrias importantes, tales como envasadoras de gaseosas, fabricadoras de envases, etc.

Reciclar plástico es sencillo, pero importante, ya que es un material no biodegradable que podría tardar siglos en descomponerse. En este sentido los plásticos reciclables son una opción más que beneficiosa para el planeta.

 

Aluminio

Este elemento metálico es uno de los materiales más reciclados, principalmente debido a que el proceso es bastante sencillo. Básicamente, se toma el aluminio y se funde, para crear nuevas láminas purificadas y aptas para todo tipo de usos.

 

Vidrio

Saber cómo se recicla el vidrio puede invitarte a hacerlo de manera constante, ya que este material puede emplearse muchísimas veces, gracias a su resistencia al calor para ser esterilizado y crear nuevos envases reciclables. De no hacerlo, una simple botella de vidrio podría tardar hasta 4.000 años en desintegrarse por completo.

 

Baterías

Las baterías recargables y pilas desechables deben ser administradas con cuidado al momento de deshacerse de ellas, dado que son una fuente importante de contaminación al medio ambiente, considerando que contienen elementos como metales pesados, ácido y otros compuestos tóxicos.

 

Orgánico

Reciclar basura es un método que puedes llevar a cabo desde casa y sin muchos inconvenientes, aprovechando los restos que queden de la cena o de la preparación de esta. A esto se le considera reciclaje orgánico, dado que comprende material de desecho de origen natural, ya sea para consumo humano o no.

 

Medicinas

Por otra parte, una de las formas de reciclar medicinas e insumos médicos tales como pastillas caducadas que olvidaste en el cajón, cápsulas de ajo que tomabas para el manejo del colesterol o banditas vencidas, es llevarlas hasta puntos de recogida especiales.

En España, particularmente, existe el Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases o SIGRE, por sus siglas. Esta entidad trabaja en conjunto con empresas farmacéuticas, laboratorios y farmacias, para manejar y darle uso a los medicamentos caducados que provienen de los hogares de todo el país.

De esta forma, se reduce la contaminación ambiental que podría generarse por la descomposición de elementos químicos en vertederos.

Reciclar desde casa

Cómo reciclar en casa es una de las cuestiones que muchos usuarios se preguntan, para así poder aportar su granito de arena en el cuidado del planeta. Si ha despertado tu interés, aquí tienes un par de consejos para comenzar:

 

Uso de contenedores

Usar cubos de basura identificados con colores para ayudarte a reciclar también es una invitación a las entidades que se encargan de recoger este tipo de desechos. Recuerda que todos deben contar con su respectiva tapa y medidas de seguridad, para que no puedan ser abiertos por niños o animales.

 

Separación de los desechos

Esta acción va de mano con los cubos de basura, ya que deberás separar tus desechos según las categorías que tengas disponibles en los contenedores de reciclaje. Estos pueden ir desde metales hasta plásticos, papeles y desechos orgánicos, los cuales no deben ser mezclados, para garantizar que cumplirán con todas las fases de aprobación para su reutilización.

 

Puntos de recogida

Una de las formas de reciclar más sencillas, y que no requiere que adquieras contenedores, es llevar tus desechos a puntos de recogida especiales. Por lo general, esto se reserva para materiales en particular y debes informarte acerca de las entidades encargadas en tu región, para saber a dónde acudir y qué puedes llevar.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments