Preguntas más frecuentes sobre Cubos De Basura

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar un cubo de basura?

Para utilizar un cubo de basura este se tendrá que colocar en el lugar destinado en la cocina, dormitorio o cualquier otro sitio.

Se deberá abrir la tapa y colocar una bolsa para desechos que cubra toda la parte interna.

En caso de ser un modelo con sujetador, será necesario que el borde de la bolsa quede prensado.

Una vez que la bolsa esté en su lugar, solo se debe abrir la tapa según el mecanismo del modelo para depositar los desperdicios.

 

Q2: ¿Dónde poner el cubo de la basura en la cocina?

En la mayoría de los casos, lo más favorable es colocar este contenedor cerca del fregadero o incluso en una puerta del gabinete bajo él.

Esto se aconseja debido a que las frutas y verduras se procesan en esta área, por lo que hay mayor cantidad de residuos y llevar estos desperdicios en la mano podría ensuciar el piso. 

Otro motivo que lleva a colocarlo cerca del fregadero es porque, en la mayoría de los hogares, este elemento está un poco alejado de la cocina.

Por ende, los malos olores, en caso de que existan, quedarán contenidos en esta área, que tiende a disponer de mayor ventilación. 

 

Q3: ¿Cómo esconder un cubo de basura?

Esconder un cubo de basura se puede hacer al adquirir un modelo con rieles que se puede instalar dentro de un gabinete de la cocina, bajo el fregadero o con un diseño pegado en la parte interna de la puerta.

De esta forma, el cubo estará disimulado tras una puerta decorativa y nadie sabrá que está allí, hasta que se abra. De esta forma, se podrá tener el elemento de manera discreta y funcional. 

 

Q4: ¿Cómo limpiar un cubo de basura?

La gran mayoría de los modelos están elaborados en plástico.

Los que no pueden estar hechos en acero inoxidable, pero incluyen un segundo bote extraíble que también es de plástico. 

Por ello, será necesario vaciar por completo el cubo y, con ayuda de una esponja y jabón, limpiar las impurezas para después aclarar con abundante agua.

Para secar, se puede pasar un paño seco y colocar el cubo boca abajo.

Si se trata de un modelo de acero, entonces se deberá retirar el cubo interno y seguir el mismo procedimiento.

Para la estructura superficial se puede lavar con un paño húmedo.

Esta limpieza se debe hacer de forma periódica para asegurar la higiene.

Q5: ¿Cómo decorar un cubo de basura?

La forma de decorar un cubo de basura puede variar de acuerdo al material con el que esté fabricado el contenedor.

Al ser la mayoría de plástico, se puede utilizar pintura acrílica del color de preferencia.

Esta se debe aplicar en dos capas para que se vea homogénea.

De acuerdo al estilo o la técnica que se quiera dar, se puede cubrir el cubo con papel aluminio.

Cuando esté cubierto, se puede usar una plantilla y aplicar encima masilla para dar relieve.

Cuando la masilla esté seca, se puede pintar con pintura acrílica del tono que se desee. 

 

Q6: ¿Cómo hacer para que no huela el cubo de la basura?

Mantener la higiene es imprescindible para que el cubo de basura no expida un mal olor.

Por ello, se recomienda lavarlo con frecuencia, así como aplicar desinfectante y sacar la basura, para que los desechos orgánicos no se degraden en el interior. 

Además, hay quienes recomiendan que, tras el lavado y después de colocar la bolsa, en el fondo de esta se rocíe ambientador con efecto desodorante.

En su defecto, se puede usar una cucharada de bicarbonato, así como ralladura de limón.

 

Q7: ¿Cuántos litros tiene un cubo de basura?

La capacidad de un cubo de basura varía a razón del modelo que se haya seleccionado.

Las alternativas más comerciales tienen una capacidad volumétrica de 20 litros, pero se pueden encontrar algunas propuestas diseñadas para mayor contenido, que pueden albergar el equivalente a 30 litros de basura e incluso 40.

Esta propiedad deberá revisarse en las especificaciones para, de esta forma, determinar si es o no conveniente. 

 

Q8: ¿Cómo hacer un cubo de basura de reciclaje?

Los cubos contenedores para basura son elementos fáciles de hacer, porque solo se requiere de un bote en el que se puedan depositar los residuos.

En el caso de querer usar un sistema de reciclaje, lo más conveniente es tener dos cubos y diferenciarlos por colores.

La forma sencilla para hacerlo es tomar un cubo de pintura viejo de plástico, lavarlo por dentro y después decorar con pintura acrílica.

A este cubo se le puede dar diversos estilos para que luzca acorde con la decoración; todo dependerá de los colores. 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS