Preguntas más frecuentes sobre Bayetas

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar una bayeta?

Las bayetas son textiles de fácil manipulación, por lo que sólo necesitarás adquirir un modelo cuyas dimensiones y tejido se adapten a tus necesidades de limpieza.

En este sentido, recuerda verificar la etiqueta de fabricación para corroborar la información relacionada con el textil acerca de su limpieza y método de secado.

De esta manera, evitarás deteriorarlo rápidamente.

Después, sólo restará comenzar a usar la bayeta para secar los excesos de agua en la cocina, superficie u objeto que lo requiera.

Asimismo, puedes emplear la pieza textil para pulir o limpiar, según lo desees.

 

Q2: ¿Cómo limpiar una bayeta?

Al ser un textil de tamaño mediano, las bayetas resultan de rápida y sencilla limpieza.

De hecho, podrás lavarlas en máquina o de forma manual, según sea tu preferencia.

Claro está, tendrás que ser cuidadoso con respecto a los productos aplicados como es el caso de la lejía, así como también la temperatura del agua durante el ciclo de lavado.

En este sentido, lo ideal es revisar la etiqueta de fabricación para evitar contratiempos.

De igual manera, el método de secado puede ser en máquina o al aire libre, pero deberás resguardar la bayeta de la exposición extrema a los rayos del sol, para evitar la decoloración del textil.

Una vez más, todo dependerá del tipo de tejido o microfibra con el que ha sido confeccionado el producto.

 

Q3: ¿Cómo desinfectar una bayeta?

Para desinfectar una bayeta tienes varia opciones.

Una de ellas es sumergir el textil por al menos 15 minutos en una solución jabonosa y puedes agregar unas gotas de limón, alcohol o lejía.

De esta manera, potenciarás la eliminación de las bacterias adheridas a las fibras.

Después, frota la bayeta y lávala bajo el grifo de agua. Igualmente, puedes hacer uso de un ciclo de limpieza especial en la máquina, en el que la temperatura del agua ronde los 60°.

Así, te deshaces de los gérmenes eficazmente.

Q4: ¿Cómo escurrir una bayeta?

Tras utilizar la bayeta, seguramente necesitarás escurrirla, así como también al momento de terminar de lavarla.

Esta tarea es completamente intuitiva y para ella necesitarás menos de cinco minutos.

Sólo tienes que coger el textil en sentido horizontal con respecto a nuestras manos.

Seguidamente, tendrás que comenzar a presionar enérgicamente la bayeta como si la estuvieras torciendo, lo que te permitirá liberar toda el agua acumulada.

Después, sacúdela con fuerza para extender el textil y cuélgala al aire libre.

 

Q5: ¿Qué es mejor, bayeta de gamuza o de microfibra?

Al revisar las propuestas en bayetas que el mercado tiene para ti, encontrarás que entre los principales tejidos empleados para su confección destaca la gamuza y la microfibra.

Ambos textiles se caracterizan por ser de tacto suave y de gran resistencia al constante uso y lavado.

Sin embargo, si se trata de evaluar el nivel de absorción, te interesará saber que el de la gamuza es un poco más bajo que el ofrecido por la microfibra.

En todo caso, son un par de fibras de calidad que bien valen la inversión.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS