¿Cómo limpiar el baño de forma correcta?

Última actualización: 02.12.20

 

Muchas veces, por falta de tiempo o dedicación, la higiene del cuarto de baño decae fácilmente, sobre todo si no se tiene conocimiento acerca de los métodos o herramientas necesarias para limpiarlo. Si se tiene cuidado, además de ejercer las prácticas eficientes, podrás disfrutar de un baño más limpio e higiénico.

 

Si te interesa saber cómo limpiar el baño de forma correcta, así como también quitar la cal incrustada del WC, blanquear la bañera o limpiar el moho de la ducha, te invitamos a considerar los siguientes consejos, donde encontrarás ayuda para alcanzar un nivel óptimo de higiene en tu baño:

 

Escoge el producto adecuado

Un error común que puedes estar cometiendo es el de emplear un solo producto, para toda la limpieza del baño. Al igual que la cocina o la habitación necesitan un detergente en el piso y otro en los platos o sábanas, lo mismo ocurre en el baño. Por ende, un paso primordial es asegurarse de adquirir el producto recomendado para cada zona del cuarto de baño, ya sea la ducha, el inodoro, la cortina o los azulejos.

Una alternativa que podría serte de ayuda es el amoníaco de limpieza; un producto eficaz para cuando necesites limpiar la bañera o limpiar las baldosas del baño. Este producto podrá despegar fácilmente cualquier resto de suciedad, siempre y cuando lo dejes reposar el tiempo recomendado.

No obstante, debes tener cuidado al emplearlo, ya que el olor es intenso y puede llegar a marear e incluso a producir intoxicación. Siempre debes procurar tener la habitación ventilada y no usar demasiado de una sola vez, así como también contar con guantes y máscaras de seguridad.

 

Ten a mano tus bayetas

Si no sabes qué bayeta comprar, lo más conveniente sería que revisaras una comparativa donde puedas hallar un modelo que sea práctico, duradero y de buena calidad, para ayudarte con la limpieza por mucho tiempo.

Sumado a esto, te aconsejamos contar con varias bayetas, dependiendo de lo que vayas a limpiar en el baño. Si empleas la misma para diferentes zonas, solamente estarás trasladando los gérmenes de un lado a otro; mientras que tener una para cada lugar te ayudará a mantener un nivel de higiene más alto y a estar más atento a los detalles.

Asimismo, debes tener en cuenta que, al emplear productos de limpieza diferentes para cada parte del baño, las bayetas (aquí encuentras unas opciones de compra) también se mojarán en diferentes químicos y, en algunos casos, puede ser peligroso mezclarlos.

Limpieza de la ducha

Para limpiar los azulejos del baño se puede emplear desinfectante o detergente directamente, ayudándote de una bayeta. Sin embargo, para manchas o incrustaciones de moho, puedes optar por limpiar los azulejos con bicarbonato.

Prepara una mezcla de bicarbonato con agua, para formar una pasta que puedas aplicar en los espacios entre los azulejos y déjala reposar un rato, hasta que notes que la suciedad comienza a ceder. Después, pasa una bayeta con agua limpia por encima, para quitar los restos y listo.

 

Lavado del inodoro

Si has llegado hasta aquí porque no sabes cómo limpiar un inodoro muy sucio, una de las alternativas más comunes para limpiar el WC es hacer uso de una escobilla.

Su manejo es bastante sencillo y te será fácil determinar intuitivamente cómo limpiar el fondo del inodoro con ella, para así poder despegar de las paredes internas cualquier resto de suciedad que se haya acumulado.

 

Aseando la bañera

Si no sabes cómo limpiar la bañera, no te preocupes, ya que, con la ayuda de detergente, una escobilla y frotar un poco, podrás quitar cualquier marca de agua, moho incrustado o suciedad pegada a las paredes.

 

Revisa los cajones

Otro detalle importante, que algunos usuarios suelen olvidar al momento de limpiar su baño, es fijarse en los cajones de la encimera o el mueble del espejo; con la finalidad de desechar productos pasados, restos de basura o herramientas vencidas. Este suele ser un rincón donde acumula humedad y el no ventilar regularmente los cajones producirá aromas desagradables, capaces de penetrar la ropa.

 

La cortina

Reemplazar la cortina de la ducha es crucial, si esta ha alcanzado cierto nivel de suciedad que no se puede sacar. 

Esto es necesario para mantener una buena higiene en el cuarto de baño, considerando que puede acumular humedad y moho con relativa rapidez.

 

Cuidando la alfombra

Tampoco puedes pasar por alto la alfombra. Te aconsejamos lavarla regularmente, para evitar que la humedad permita generar colonias de bacterias en el tejido.

Cambio de toallas

Las toallas húmedas que no se han secado apropiadamente pueden desprender muy mal olor. Debido a esto, es recomendable cambiar las toallas sucias por unas limpias al menos una vez por semana.

 

Lava los accesorios de baño

Una buena alternativa para quienes no sepan cómo limpiar grifería de baño es emplear bicarbonato de sodio, con el método explicado anteriormente: preparando una pasta y dejándola reposar sobre las piezas, para después enjuagar todo con agua limpia.

 

Cuidar la ventilación

Ya sea que vivas en un entorno húmedo o seco, es importante tener el cuarto de baño ventilado, si quieres evitar inconvenientes como exceso de humedad, aromas concentrados, moho y más.

Al ser un espacio destinado al cuidado personal y a cumplir con las necesidades fisiológicas, es necesario que cuente con una buena corriente de aire, que pueda dejar salir los malos olores, así como también aportar aire fresco.

 

Secar las superficies

Secar las superficies tiene una vital importancia al momento de limpiar la mampara de baño, dado que, si se deja húmeda, las manchas de agua podrán incrustarse y llegar a ser prácticamente imposibles de sacar. Esto opacaría el acabado de la mampara y afectaría estéticamente todo el cuarto de baño.

Lo mismo se aplica a espacios como el lavamanos o la tapa del inodoro, por lo que te recomendamos dedicar un par de minutos al finalizar, para que puedas secar todo adecuadamente.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments