¿Cuáles son los diferentes tipos de escobas?

Última actualización: 21.09.21

 

Podría pensarse, incorrectamente, que al final de cuentas todas son escobas, pero de su diseño depende que el proyecto de limpieza sea un éxito o que, por el contrario, no se obtengan los resultados esperados. Por eso, vale la pena dedicar un momento a conocer las opciones para comprar la escoba correcta.

 

En un momento de la historia en la que podemos comprar, incluso, una escoba online, podemos enfrentarnos al dilema de no saber qué modelo o tipo de escoba es la que necesitamos. Y es que desde la escoba hecha de ramas, hasta la clásica escoba barrendero, todas tienen un diseño que las hace eficaces y han sido desarrolladas con un propósito en particular.

En este contexto, estudiaremos cada caso de escoba, descubriremos algunos datos interesantes, así como la forma de usarla y el propósito para el que fue creada.

 

¿Qué define a una escoba?

El diccionario nos indica, en términos generales, que se trata de un utensilio con filamentos atados a un mango largo y que sirve para limpiar el suelo.

Podemos deducir, entonces, que cualquier herramienta que se ajuste a esta descripción cabe dentro de la clasificación.

Ahora, partiremos del punto en el que el ser humano se ha visto siempre en la necesidad de conservar la higiene del lugar en el que vive o se desarrolla, al descubrir que la ausencia de suciedad aporta comodidad. Así, en su búsqueda de facilitar las labores creó herramientas para retirar el polvo del suelo y las partículas de pequeño tamaño. Las ramas caídas de los árboles fueron en su momento una excelente extensión de la mano y permitían recorrer y acumular la basura en un lugar específico. Después, la rigidez de la paja al secarse permitió una limpieza más delicada y la acumulación de partículas de tamaño más pequeño. Con el avance de la tecnología de la antigüedad, fue posible atar las ramas o pajillas y tejerlas, para dar mayor resistencia a la estructura. Desde entonces, la escoba comenzó a especializarse y hoy tenemos una gran variedad.

Dicho esto, vamos a conocer las escobas que han logrado permanecer en la historia y los nuevos tipos que aparecieron para contribuir en la limpieza.

 

Escoba de paja de arroz

Además de ser útil para barrer el suelo, este tipo de escoba tiene una larga tradición, y al desecharla no contamina tanto, ya que su composición podrá degradarse en poco tiempo. 

Es ideal para limpiar el exterior de la casa, los accesos y los patios. Además, por su composición, es antiestática y se la puede encontrar en forma de abanico o con un formato vertical. No obstante, también es posible encontrar versiones de este tipo de escoba con cerdas muy suaves, aptas para barrer interiores. En cuanto a coste, es una escoba de precio un poco elevado, pero sus cualidades y durabilidad podrían compensar el inconveniente.

Cepillo para barrer

Un cepillo escoba o cepillo de barrer es una variante que se caracteriza por ser más ancho que una escoba tradicional. Los filamentos están dispuestos de tal manera que al apoyarse en el suelo pueden abarcar, generalmente, un rectángulo. Esto permite que se pueda frotar enérgicamente el suelo, con la finalidad de desprender la suciedad que está incrustada. Se puede utilizar en seco o con algún producto adicional como jabón o un desengrasante. Generalmente, se trata de un cepillo de cerdas duras.

Para hacerlo más ergonómico, el cepillo de suelo puede tener cierta inclinación en la sección de acople del palo con el cepillo. Así, la persona puede ejercer mayor presión al limpiar.

 

Escoba aplicadora de cera

Cubrir una superficie con cera requiere de una superficie absorbente, por eso, la escoba de este tipo cuenta con una plataforma con un paño suave, generalmente de microfibra. Puede o no tener un depósito que irá empapando el paño con el producto para encerar.

 

Escoba de crin

Si el suelo es delicado, conviene utilizar este tipo de escoba, ya que sus fibras permiten recoger el polvo fino sin dañar la superficie. Puede ser de cerdas naturales o sintéticas.

 

Escoba de esponja

Para eliminar los excesos de agua de una superficie lisa, esta escoba es la mejor opción. Es muy plana y ayudará a dirigir el agua a donde mejor convenga. Es útil para limpiar regaderas y también pisos de mármol.

 

Escoba de tiras de algodón

Conocida también como mopa, esta escoba está enfocada a la limpieza de suelos duros y lisos. Permite un acabado brillante e impecable cuando se utiliza húmeda.

Escoba rinconera

Quien la ve puede pensar que se trata de un modelo para niños, pero no es así. Su tamaño reducido se debe a que, de esta manera, logra llegar a esquinas y espacios pequeños.

 

Escoba de goma

Si tienes mascotas en casa, las escobas de goma serán las ideales para atrapar los pelos que inevitablemente se desprenden e invaden la casa. De hecho, son muy útiles para retirarlos de las alfombras con gentileza y eficacia. Ahora bien, si la superficie que deseas cubrir es muy amplia, siempre podrás buscar un cepillo de goma para barrer, ya que te ayudará a terminar más rápidamente la tarea.

 

Escoba automática

Ahora, hablaremos de las opciones más modernas que hay. Por ejemplo, las escobas eléctricas utilizan energía para hacer girar un rodillo que barre el suelo y dejará la suciedad en un depósito. Su antecesora, también muy eficaz, es la escoba mecánica, que por medio de engranes que giran al desplazarla realiza una función similar.

Después de haber conocido más sobre los tipos de escobas que hay, solo nos resta recomendar que, una vez que se ha dejado el lugar inmaculado, siempre es conveniente limpiar la escoba, sea cual sea su tipo, ya que puede ser frustrante que la próxima vez que la utilicemos esté tan sucia que tengamos que dedicar algunos minutos para poder ponerla a punto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS