Trucos para quitar pintura del suelo

Última actualización: 09.12.22

 

El suelo es una superficie que no es ajena a llenarse de suciedad de todo tipo; por esa razón, hay que limpiarlo constantemente. Sin embargo, cuando se trata de manchas de pintura, la limpieza podría requerir de ciertos trucos para poder ser efectiva. Conocer cuáles son es necesario para facilitar el proceso.

 

Para darle vida nueva a tu hogar, no es necesario gastar una gran cantidad de dinero, aunque pudieras pensar lo contrario. Realmente solo basta con pintar el suelo del baño o modificar el color de la pared para cambiar el aspecto de tu vivienda. Sin embargo, si no tienes cuidado, es posible tener salpicaduras de pintura en lugares que no deseas y, a veces, una mancha de pintura puede ser muy difícil de sacar.

Lo más recomendable es que, si esto llega a pasar, limpies todo mientras que las gotas de pinturas están frescas, pues así el proceso será más sencillo.  No obstante, si las manchas de pintura ya se han secado, esto no significa que será imposible sacarlas, solo que deberás realizar la limpieza con diferentes elementos para eliminar efectivamente los residuos.

 

¿Cómo quitar la pintura del suelo?

Antes de comenzar a limpiar, primero tienes que determinar algunas cosas: de qué material está hecho el piso y qué pintura para suelo o pared ha caído en él. De esta manera, evitas utilizar algún elemento que pueda deteriorarlo.

 

1) Pintura al agua

Si se trata de manchas de témperas, acuarelas o pinturas al frío, entonces es realmente fácil deshacerte del color, sin importar el suelo.

En caso de que debas limpiar terrazo manchado o madera, bastará con realizar una mezcla de agua con alcohol y frotar el lugar. Sin embargo, en otras superficies, solo requerirás de agua y detergente para deshacerte del color. No importa si se trata de una mancha de pintura roja o una mancha de pintura azul, pues con estas soluciones podrás eliminarlas.  

 

2) Pintura plástica, de látex o aceite

En caso de que requieras quitar pintura de pared que haya caído en el suelo, deberás realizar un proceso un poco más complejo.

Para poder quitar este tipo de pintura, será necesario tener una espátula y un disolvente. Primeramente, deberás retirar el exceso de pintura utilizando la espátula con bastante cuidado para evitar dañar el piso. Después de eso, aplica el disolvente y frota con un cepillo para ver los resultados.

3) Pintura sintética

Al pintar el suelo cerámico interior de tu casa, tus puertas o tus muebles, seguramente utilizaste un esmalte sintético, pues este tipo de pinturas suelen tener un acabado bastante brillante y llamativo.

Si este es tu caso y, por accidente, esta pintura cayó en otra superficie, entonces puedes quitarla de dos formas: con disolvente de pinturas para una solución “agresiva”, o con toallitas desmaquillantes. Estas últimas no suelen ser muy usadas para realizar este trabajo; sin embargo, se trata de un elemento efectivo que, además, dejará un buen aroma en el lugar.

 

4) Pintura acrílica

En cualquier lista de pinturas para suelos de terrazas exteriores, seguramente habrás leído de la pintura acrílica. La razón por la que nunca falta en cualquier lista es porque se trata de un elemento que puede adecuarse de forma sencilla a diferentes tipos de piso.

No importa si se habla de madera, hormigón, cemento o ladrillo, pues si se trata de una pintura para suelo exterior, este modelo siempre estará entre las primeras opciones.

En caso de que esta pintura haya manchado algún otro suelo del hogar, la mayoría de las veces bastará con una mezcla de agua caliente y detergente para lograr que quede impecable, especialmente si está fresca o lleva poco tiempo de secarse. Sin embargo, si estás buscando quitar pintura de madera, entonces es probable que necesites de otras opciones.

Para empezar, si hay mucha pintura, vale la pena rascar la mancha con una espátula, para quitar el exceso y facilitar el proceso. No obstante, recuerda tener cuidado para no dañar la madera.

Procede a mojar un paño o un cepillo con alcohol y comienza a frotar la pintura, intentando no salirte del lugar para no deteriorar el piso. Sigue hasta que veas a la pintura desvanecerse poco a poco. Al terminar, humedece otro paño y quita el alcohol del lugar, terminando con secar el suelo.

 

¿Qué hacer si hay demasiada pintura?

En caso de que la mancha sea muy grande, no te preocupes, aún así hay remedios caseros para quitar la pintura de la madera, aunque el proceso quizá tome algo de tiempo.

Para estos casos, se requiere adquirir una pistola de aire caliente que debilite la pintura. Después de esto, bastará con sacar el exceso con espátula y, cuando la madera esté fría, pasar un paño húmedo por el lugar.

¿Cómo limpiar piedra porosa?

El caso de la piedra porosa es bastante especial, por lo que hay que tener cuidado a la hora de quitar cualquier pintura. Esto se debe a que la piedra porosa es un material que tiene la cualidad de absorber casi cualquier sustancia, por lo que, de utilizar elementos equivocados para limpiarla, podrías dañarla completamente.

No utilices disolventes, lejías o cualquier elemento abrasivo. La mejor forma de quitar la pintura, si está fresca, es con agua caliente, pues esta respetará las propiedades de la piedra. Sin embargo, si la pintura ya está seca, entonces deberás utilizar productos hechos específicamente para este tipo de pisos.

 

Prevenir es el mejor truco

En caso de que desees pintar el suelo, la pared o el mobiliario de tu hogar, busca siempre las pinturas adecuadas para cada superficie y toma todas las precauciones necesarias para evitar salpicaduras y manchas.

No obstante, como siempre puede suceder algún accidente, es recomendable memorizar estos trucos y estar preparado. De esa manera ya sabrás qué hacer, por lo que podrás actuar más rápido y aprovechar que la pintura está fresca para limpiar la suciedad. Después de terminar, solo basta con buscar una escoba eléctrica y una fregona para dejar nuevamente tu suelo impecable.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS