Cómo limpiar el mármol

Última actualización: 09.12.22

 

El mármol es un material hermoso que combina con cualquier hogar, sin importar la habitación, por lo que es bastante utilizado. Sin embargo, para disfrutar de su belleza, se necesita mantenerlo siempre en buen estado. Saber cómo limpiarlo es el primer paso y, lo mejor de todo, es que no es tan difícil como parece.

 

Por muchos años, el mármol fue un material referente en el mundo del arte. Su brillo, resistencia, belleza y elegancia lo hicieron acreedor de tanto prestigio que hasta Miguel Ángel se aseguró de usarlo en muchas de sus obras.

En la actualidad, se sigue utilizando para el arte, sin embargo, esta vez su fama reside en la versatilidad que posee para el diseño de interiores. Encimeras, paredes y suelos de mármol son los que decoran con frecuencia los espacios; y se debe a que esta roca se adapta fácilmente a cualquier lugar y se adueña del espacio, captando la atención de todos. No obstante, a diferencia de las obras que permanecen resguardadas, su uso en el hogar hace que sea susceptible a ensuciarse con facilidad y, por esa razón, saber limpiar el mármol es imperativo para mantener la belleza de cada espacio.

 

¿Cómo limpiar el mármol blanco?

Es poco común encontrar un suelo de mármol de este tipo; sin embargo, este suele ser el preferido para utilizar en encimeras de cocina. Debido a la naturaleza de este espacio, este material suele llenarse de grasa, pegotes y otros tipos de manchas.

Para retirar la suciedad efectivamente, se recomienda limpiar el mármol con amoníaco o con cualquier otro elemento no abrasivo que tenga blanqueador. Recuerda que no se debe frotar fuertemente, para evitar adherir la mancha.

Otros tipos de manchas pueden retirarse con limón, agua tibia, vinagre y un paño. De agregar un poco de bicarbonato a esta mezcla, es posible que hasta puedas abrillantar el mármol de forma fácil.

¿Cómo limpiar el mármol travertino?

Si necesitas pulir un suelo de baño de mármol probablemente se trata de una superficie de mármol travertino, pues esta es la roca mayormente utilizada en los pisos. No hay solo una textura para suelo de mármol, pues los modelos son realmente variados para adecuarse a tu hogar y a tus gustos; sin embargo, la limpieza es prácticamente la misma.

Si la suciedad está muy adherida a la superficie, es posible que necesites comprar algunos productos para limpiar mármol; sin embargo, esto no es del todo necesario cuando se trata de residuos que pueden quedar allí por el uso diario del espacio.

En caso de que utilices este material en tu baño, probablemente te preguntes cómo quitar manchas del mármol, debido a la acumulación de cal, jabón y moho por la constante humedad. Por suerte, la solución a esto es bastante simple y tomará poco tiempo.

Humedece un cepillo con cerdas suaves en agua tibia y, con un poco de jabón neutro, comienza a frotar el mármol para quitar la suciedad y las manchas. Recuerda hacer esto suavemente para evitar dañar la superficie.

Al terminar de limpiar, pasa un paño húmedo por el mármol y, después de eso, permite que la habitación se ventile correctamente para evitar el exceso de agua.

 

¿Cómo limpiar un suelo de mármol dañado?

Los suelos dañados por el tiempo, mientras que no estén rotos o extremadamente desgastados, son posibles de salvar mediante una limpieza profunda. De hecho, podrás lograr varias cosas durante el proceso, como sacar brillo al mármol y recuperar su aspecto original. No obstante, para ello se necesita contar con un set de lijas especiales.

Las lijas o los discos de pulidora para mármol vienen en diferentes niveles y, para empezar, deberás elegir el más suave para poder preparar al suelo. Después de usar un poco de agua tibia sobre la zona afectada, comienza a frotar de forma firme pero suave. Al terminar, deberás limpiar y repetir el proceso con otra lija, hasta que ya veas que la mancha se ha ido.

Después de realizar este proceso es probable que necesites pulir el mármol para darle un aspecto más brillante y limpio.

¿Cómo abrillantar el mármol?

Si tus superficies han perdido protagonismo por la falta de brillo es posible te preguntes cómo abrillantar un suelo de mármol sin máquina, pues hacerte con un dispositivo especial para tal fin es una inversión que puede ser costosa. Afortunadamente, si realmente deseas darle brillo a tu suelo de mármol, solo requerirás ingredientes naturales y algo de paciencia.

Asegúrate de que esté limpio el mármol para evitar toparte con polvo o cualquier otro residuo. Es recomendable usar una escoba eléctrica (en este enlace encuentras varios productos para elegir) para esto. Después, procede a mezclar tres cucharadas de bicarbonato en ¼ de agua, añadiendo también un poco de zumo de limón.

Humedece un paño suave en esta mezcla y comienza a frotar toda la superficie de mármol, asegurándote de que el espacio quede completamente cubierto. Deja que la mezcla actúe por un par de horas y aclara con un paño con agua tibia, para finalmente dejar secar. El proceso acabará cuando utilices un lustrador, ya sea en cera líquida o en aerosol, para evitar que el mármol pierda el brillo.

Con esto ya sabes cómo limpiar el mármol para que brille; así las superficies de tu hogar se mantendrán como nuevas en todo momento.

 

¿Cómo pulir mármol?

Es posible confundir el abrillantamiento del mármol con su pulitura, sin embargo, estas son dos acciones diferentes.

Si buscas pulir un suelo terrazo, por ejemplo, el objetivo no es simplemente darle brillo, sino alisarlo para dejarlo más suave y con un aspecto más llamativo. Pulir el mármol puede necesitar solamente de un paño y un par de elementos naturales si es una superficie pequeña, pero si deseas hacerlo en todo tu suelo, es necesario emplear una pulidora y, de ser posible, dársela a un profesional para que lo haga.

Existen tratamientos específicos para estos procesos y también discos de pulitura especiales para facilitarlos, como lo son los diamantados. Si deseas lograr un resultado increíble, entonces adquiere aquellos productos que se adecúen más a tu piso.

Ya sabes cómo limpiar el mármol, repararlo, pulirlo y abrillantarlo; ahora solo necesitas colocar estas actividades en tu rutina y disfrutar de un hogar como nuevo. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS