Adicción a la limpieza – Trastorno Obsesivo Compulsivo

Última actualización: 18.04.21

 

Limpiar es una actividad necesaria para mantener la salud y el orden en casa. Sin embargo, algunas personas desarrollan una adicción a la limpieza que puede afectar gravemente su cotidianidad. En realidad, puede estar asociada a una de las enfermedades psiquiátricas más comunes y se le conoce como Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

 

Hay una gran diferencia entre limpiar la casa periódicamente y desarrollar un trastorno de ansiedad como el TOC. Sin embargo, ocurre más de lo que podemos imaginar. Es por esto que vale la pena revisar a fondo las características de esta enfermedad mental, para buscar ayuda profesional a tiempo en caso de presentar algún síntoma. 

 

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo? 

El TOC es una enfermedad mental que se caracteriza por la aparición de pensamientos recurrentes, persistentes e intrusivos, que asaltan a la mente produciendo temor, inquietud, preocupación o aprensión. Estas obsesiones producen un cuadro de ansiedad en la persona, llevándola a tener conductas repetitivas llamadas compulsiones en su afán de reducir la ansiedad.

Estamos ante un trastorno psiquiátrico que puede tener diferentes niveles de gravedad, pero no debemos confundir el TOC con las manías que tenemos todos al realizar algunas actividades. Por ejemplo, se considera normal comprobar una vez si las puertas están bien cerradas antes de dormir. No obstante, las personas con TOC se ven completamente invadidas por el pensamiento de inseguridad, de tal manera que deben revisar las puertas muchas veces, experimentando insomnio y otros problemas asociados.

 

Obsesiones y compulsiones

Para entender el TOC es importante definir sus conceptos más relevantes. En primer lugar, podemos decir que las obsesiones son impulsos, imágenes, ideas o pensamientos que son producidos de forma involuntaria, por lo que invaden la conciencia de la persona, que a su vez trata de suprimirlos o ignorarlos sin ningún éxito.

De esta forma, podemos ver más claramente el tema de la ansiedad, que es producto de esta lucha interna del propio individuo. Esto es lo que finalmente desencadena las conductas compulsivas, que son actividades caprichosas, repetitivas que se realizan para evitar o producir alguna situación futura que está íntimamente relacionada con las obsesiones del enfermo.

Características del TOC de limpieza 

La obsesión por la limpieza es uno de los tipos de TOC más frecuentes. La persona que padece este trastorno desarrolla pensamientos recurrentes sobre suciedad, gérmenes, contaminación y la consecuente necesidad de limpiarse y limpiar los objetos que le rodean, no una vez sino muchas veces con el objetivo de disminuir los niveles de ansiedad

Los limpiadores compulsivos tienen una conducta exagerada con respecto a la pulcritud. Se trata de personas obsesivas que se lavan las manos constantemente y limpian la casa diariamente, incluso más de una vez al día. Estos pacientes pueden sentir una gran incomodidad al ver un poco de polvo acumulado, que otra persona apenas llegaría a percibir. Por lo tanto, es un trastorno que convierte al individuo en un esclavo de la limpieza, invirtiendo gran cantidad de su tiempo e incluso dinero, ya que puede realizar compras de productos de limpieza, como desinfectantes, vaporetas de mano, aspiradores y otros electrodomésticos debido a la necesidad imperiosa de limpiar.

Es cierto que tener orden y limpieza en casa no es necesariamente un síntoma de algún trastorno de ansiedad, incluso es válido practicar algunas actividades de forma rutinaria; por ejemplo, no poder ir a la cama sin haber recogido la mesa después de la cena. Sin embargo, la línea que divide las manías de las obsesiones puede ser muy delgada, por lo que es bueno conocer y estar atento ante la aparición de síntomas del TOC de limpieza. 

 

¿Cuáles son las causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo de limpieza? 

Las causas del TOC no han sido demostradas científicamente con exactitud, pero se cree que existe una mezcla de factores sociales y biológicos. Muchos pacientes con esta enfermedad fueron criados en sistemas demasiado rígidos, siendo constantemente controlados y a veces sobreprotegidos por los padres, pero también parece haber una predisposición genética, ya que algunos tienen antecedentes familiares de este trastorno.

Sin embargo, podemos mencionar algunos causantes que pueden disparar el TOC, como el perfeccionismo, la rigidez de ideas, la intolerancia a la incertidumbre, la falta de afecto y el estrés. Todo esto puede hacer que una simple costumbre de limpiar se convierta en un gran problema, no solo para el enfermo, sino también para quienes le rodean.

Tratamiento para el TOC

No hay una sola respuesta a la inquietud sobre cómo quitar manías y obsesiones, ya que cada paciente es diferente y existen muchas variables. No obstante, debemos mencionar la técnica de la Exposición con Prevención de Respuesta (EPR), una terapia cognitivo-conductual que consiste en hacer que la persona afronte deliberadamente la situación que le causa ansiedad, previniendo al mismo tiempo la conducta repetitiva que dicha situación desencadena.

Por ejemplo, si un paciente lava los cubiertos compulsivamente antes de utilizarlos, puede someterse a sí mismo a utilizar una cuchara que considera contaminada e ingerir algún alimento con ella, evitando en la medida de lo posible lavar la cuchara o permitiendo que alguien más la lave, tratando de confiar en que ya está limpia. Según este método, la ansiedad debería disminuir progresivamente con el tiempo, de modo que el paciente logra tolerar cada vez con mayor facilidad y así evitar por completo las conductas compulsivas.

Sin embargo, este tratamiento requiere una gran disposición de parte del enfermo, puesto que no se trata de obligar a nada, ya que esto puede resultar contraproducente. Además, este tipo de terapias deben ser dirigidas por profesionales de la psicología plenamente capacitados. 

Otro tratamiento utilizado para combatir el síndrome del TOC es la psicoterapia cognitiva, donde mediante diferentes herramientas propuestas por el terapeuta, el paciente deja de valorar negativamente la aparición de estas ideas obsesivas en su mente, restándoles gravedad, disminuyendo la ansiedad y eliminando finalmente las conductas compulsivas.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments