Cómo utilizar una vaporeta de mano

Última actualización: 09.12.22

 

Una vaporeta de mano es una herramienta muy eficaz para realizar la limpieza del hogar, pero si ya adquiriste una y no sabes aun como comenzar a usarla, en este artículo te vamos a mostrar, generalmente, como debes hacer para usarla de manera correcta y segura.

 

Revisa la guía de usuario de tu limpiadora

Los modelos de vaporeta pueden funcionar de diferentes formas, pero básicamente se trata de convertir agua en vapor para limpiar.

Para ello, es recomendable que leas el manual de instrucciones para conocer las partes de tu limpiadora a vapor, así como las funciones incluidas y los accesorios que te permitirán limpiar cualquier tipo de superficie.

 

Ubica el contenedor de agua y llénalo

Algunos modelos incluyen dentro de sus accesorios un embudo para facilitar el llenado de agua.

Para ello, ubica el depósito del agua, destápalo y procede a colocar el embudo.

Puedes colocarlo directamente al chorro de agua o con un recipiente agrega agua al contenedor, hasta que se llene donde se indique.

Luego, cierra la tapa del contenedor con su respectivo cierre de seguridad.

 

Conecta la vaporeta a la toma de corriente eléctrica

La mayoría de las vaporetas de mano funcionan con corriente eléctrica, por lo que debes asegurarte que el cable es lo suficientemente largo para ayudarte a realizar una limpieza con mayor movilidad o la toma corriente a utilizar está cercana.

Para ello, conéctala y procede a encenderla.

Espera el tiempo de calentamiento reglamentario

La mayoría de los modelos de limpiador a vapor de mano tienen un tiempo de calentamiento de 3 a 5 minutos más o menos.

Espera ese tiempo reglamentario para que el agua se vaporice.

Pasado ese tiempo, hay modelos que tienen un indicador tipo LED que te muestran cuando el vapor ya está listo.

En este caso, haz la prueba de vapor apretando el gatillo para que salga el agua, hasta que sea en forma de vapor. Si el agua ya sale vaporizada, tu vaporeta ya está lista para usarse.

 

Escoge la boquilla apropiada según la superficie a limpiar

Si deseas limpiar la cerámica del baño o la superficie de la cocina, escoge el accesorio adecuado que más se adapte a la superficie a limpiar.

Hay modelos que incluyen desde boquillas con cepillos hasta dosificadores para hacer el vapor mucho más manejable.

Hay también los que incluyen boquillas para alfombras y para zonas difíciles de acceder. Escoge el que sea más conveniente para la superficie.

 

Rocia la vaporeta accionado el gatillo para limpiar

Al escoger la boquilla apropiada, comienza con limpiar en las superficies deseadas.

Según el modelo de vaporeta, puedes limpiar superficies de cocina, baños, cerámica, persianas, muebles, alfombras, entre otros.

Puedes variar de accesorio según sea la superficie o tipo de material a limpiar, si es algún textil, por ejemplo.

Recoja la limpiadora a vapor

Al terminar la limpieza, apaga la vaporeta y recoje todos los accesorios y boquillas, guárdalas en los compartimientos destinados para ello o en un portaherramientas.

Luego recoje el cable de alimentación y limpia la vaporeta. Almacena el electrodoméstico en un lugar seco y seguro.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS