Conoce la mejor forma de limpiar el sofá

Última actualización: 03.12.21

 

El sofá es por lo general el mueble preferido de toda la familia, ya que allí pasamos una gran parte del tiempo, sobre todo, los fines de semana. Pero esto hace que se ensucie con frecuencia, por lo que es necesario realizar un mantenimiento periódico si queremos evitar la acumulación de bacterias.

 

La limpieza de sofás es una tarea necesaria en el hogar, sobre todo si tenemos niños pequeños y mascotas. Si bien es cierto que el sofá es un mueble muy útil y cómodo, también tiene un fin decorativo, por lo que es necesario cuidar su aspecto. Sin embargo, es común que surjan dudas sobre cómo hacer el mantenimiento y qué productos utilizar para eliminar el polvo, los ácaros y los diferentes tipos de manchas.

 

La importancia de aspirar el sofá con regularidad

Limpiar el sofá puede ser más complicado en la medida que hayamos dejado acumular la suciedad, por lo tanto, es importante realizar un mantenimiento preventivo y, para lograrlo, solo tenemos que utilizar el aspirador. De esta forma, evitamos la proliferación de ácaros, que pueden producir enfermedades en el sistema respiratorio de los miembros de la familia.

Los mejores aspiradores Bosch del 2021 traen unas boquillas para tela y tapicería, que están diseñadas especialmente para los diferentes tipos de sofás. En este sentido, es de gran importancia utilizar el accesorio correcto para una mayor durabilidad del material, pero si se trata de un tejido muy delicado es preferible usar el tubo del aspirador sin ningún tipo de boquilla. 

Es muy sencillo limpiar tapicería, microfibra, tejidos de algodón e incluso tela pretenciosa con el aspirador, solo hay que pasarlo de forma suave y lenta por la superficie, pero es importante hacer este proceso periódicamente; una vez a la semana o dos veces al mes, dependiendo del uso que le demos al sofá. 

Además, es recomendable pasar la aspiradora primero por los cojines de forma individual, para después aspirar el resto del sofá, prestando atención a los recovecos. Es bueno saber en este punto que los aspiradores Bosch, Einhell, Dyson y de otras marcas reconocidas incluyen unas boquillas de punta fina, para alcanzar lugares difíciles.

¿Cómo limpiar un sofá desenfundable? 

Si quieres saber cómo limpiar un sofá correctamente, es importante definir qué tipo de mueble es. Hay unos que permiten desenfundar la capa exterior de tela, de este modo, es posible realizar el trabajo con mayor comodidad y en menor tiempo. Esto además brinda la posibilidad de lavar el tejido a profundidad. 

Para limpiar la tapicería del sofá desenfundable solo debes quitar los cojines y asientos, para retirar las respectivas fundas y colocarlas en la lavadora. Algunos sofás incluyen una etiqueta donde aparecen las instrucciones de limpieza, pero por norma general es importante utilizar jabón neutro, agua fría y, si es posible, evitar el uso del centrifugado, ya que algunas telas son muy delicadas.

Si te estás preguntando cómo limpiar un sofá de tela desenfundable, es bueno mencionar que no es necesario lavar las fundas en la lavadora con mucha frecuencia. En realidad, sólo debes aspirar semanalmente y realizar la limpieza a fondo de la tela con una periodicidad mensual, trimestral o semestral, en función del uso del sofá y la cantidad de suciedad acumulada.

 

La vaporeta: Una buena herramienta para limpiar sofás

Por más cuidado que tengamos, el sofá puede convertirse en un foco de bacterias, virus y ácaros, por esta razón, uno de los electrodomésticos más recomendados para limpiar este mueble es la vaporeta. La ventaja principal de este aparato es que utiliza agua del grifo, convirtiéndola en vapor caliente que permite eliminar los microorganismos que causan enfermedades.

La vaporeta es una forma segura de limpiar la tapicería del sofá, sin embargo, hay que tomar ciertas precauciones. Es importante regular la presión del vapor dependiendo del material del sofá, por lo general, los tejidos sintéticos son más delicados al aplicar calor, por lo que un exceso podría dañar la superficie.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que el vapor de agua puede humedecer los tejidos, por lo tanto, es recomendable pasar el vapor rápidamente, de modo que la tela no quede empapada. De esta manera, el sofá se puede secar más rápido, previniendo así la aparición de moho. 

¿Qué hacer si hay demasiada suciedad acumulada en el sofá?

En este caso, las respuestas son similares a las de cómo limpiar un colchón muy sucio, ya que se trata de elementos similares, tanto por su uso frecuente, como por la presencia de tejidos y acolchados. Para comenzar, es necesario identificar las manchas más visibles y profundas, para tratar cada una de forma independiente antes de limpiar todo el sofá. 

Puedes limpiar el sofá con bicarbonato de sodio, disolviendo una cucharadita en 500 ml de agua tibia y 250 ml de vinagre blanco. El procedimiento es muy sencillo, solo tienes que colocar la mezcla en un envase con pulverizador y rociar sobre cada mancha, frotando con un paño limpio. Después, puedes limpiar el resto de la superficie con este mismo compuesto.

Si sospechas de la presencia de algún virus en el sofá, entonces puedes utilizar alcohol puro, de 70° o 96°. Con la ayuda de un pulverizador puedes aplicar sobre toda la superficie, haciendo movimientos circulares con un paño blanco o un cepillo de cerdas muy suaves. Asimismo, es recomendable ir secando con otro paño las zonas que ya estén limpias. 

Cuando las manchas son más difíciles, es necesario realizar una mezcla más fuerte, utilizando 3 cucharadas de bicarbonato y 100 ml de agua. Puedes usar un paño para aplicar la sustancia sobre la mancha y dejar actuar por unos minutos. A continuación, puedes utilizar un paño húmedo y frotar la mancha para retirar completamente.

En caso de que la tapicería del sofá sea antimanchas, entonces solo tienes que utilizar agua corriente del grifo y rociar en las zonas sucias con un pulverizador. Cuanto más antigua sea la mancha, más deberás humedecer la tela. Para mayor efectividad, puedes usar agua caliente y un poco de jabón neutro para manos. Finalmente, sólo tienes que aclarar con agua y dejar secar.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS