Cómo utilizar una aspiradora de mano

Última actualización: 09.12.22

 

Las aspiradoras de mano son herramientas con la que es más fácil limpiar tu coche, tus sofás o cualquier zona complicada, en la que las aspiradoras convencionales no rinden o no llegan.

 Estos productos cuentan con un nivel de potencia adecuado, una buena capacidad para la basura, así como los accesorios necesarios para mejorar su rendimiento y eliminar más suciedad.

Un proceso en el que nuestros consejos sobre cómo usar una de estas aspiradoras, sin duda, te serán de utilidad.

 

Activación del producto

La puesta en marcha de una aspiradora de mano no tiene mucho secreto.

Basta con montar la aspiradora, si no lo está ya, colocando el filtro y el depósito en su sitio, así como darle al botón de activación.

En los modelos que tengan varias velocidades es necesario elegir la adecuada respecto de la intensidad de limpieza que tengamos o de lo suciedad que debamos recoger.

En los modelos de batería, es posible que debas cargar primero la batería para empezar a limpiar, mientras que en los enchufados, obviamente, esto no será necesario.

 

Uso de la aspiradora

Aunque sea una obviedad, obtener una limpieza eficiente requiere de cierta mano izquierda.

Para lograrlo y absorber más suciedad, es preciso enfocar la zona de salida del aire directamente sobre la zona que queramos limpiar, a la menor distancia posible.

Esto evita que la suciedad se desperdigue o que la suciedad más pesada no suba al depósito.

Para ello conviene aprovechar el asa de sujeción del producto, enfocando así mejor la zona de aire.

Por cierto, recuerda dejar un descanso a la aspiradora después de varios minutos de uso, para que el motor respire y no se sobrecaliente.

Uso de los accesorios

Cuando la suciedad se esconde, es el momento de utilizar los diferentes accesorios disponibles.

Accesorios que permiten concentrar la aspiración sobre las zonas sucias o bien acceder a las zonas de difícil acceso.

Algunos modelos también disponen de cepillos para tapicerías o textiles, de modo que si tu aspiradora los incluye y estás limpiando estos objetos, también te serán de ayuda.

No te olvides de limpiar y guardar debidamente los accesorios una vez que los hayas usado.

Vaciado del depósito y limpieza

Como paso final en el uso de esta aspiradora de mano, es necesario proceder al vaciado del depósito y la limpieza del mismo.

Para el vaciado conviene tener a mano el cubo de basura, procurando abrir el depósito sobre el cubo para que la suciedad no se escape.

En cuanto al vaciado, conviene conocer adecuadamente el proceso, de modo que sepas cómo desmontar el mismo y acceder a la suciedad.

Aprovecha este momento para limpiar también el filtro y dejarlo listo para el siguiente uso.

Y en caso de que tu aspiradora sea recargable, también es buen momento para proceder a esa carga hasta su próximo uso.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS