9 claves para mantener las alergias a raya

Última actualización: 14.08.20

 

Las personas alérgicas saben lo molesto que es estornudar frecuentemente y sufrir de otros síntomas que interrumpen la rutina diaria. Sin embargo, es posible reducir este reiterado problema siguiendo ciertos consejos fáciles de limpieza y cuidado. Un poco más de esfuerzo y una limpieza inteligente podrían ser lo que se necesita para evitar la aparición de estas alergias.

 

La limpieza óptima en el hogar es siempre algo necesario, no solo para mantener agradable el lugar en donde vives y se vea bien, sino también para preservar el buen estado del mobiliario y conservar la higiene del lugar. Sin embargo, cuando en casa vive alguien que sufre de alergias respiratorias, entonces es necesario darle mayor importancia a esto para prevenir que la alergia se “active” y cause molestas reacciones que pueden llegar a interrumpir la rutina diaria de quien la sufre.

En el hogar de una persona alérgica no solo hay suciedad, sino también diferentes elementos que podrían detonar en cualquier momento la alergia y causar tos, estornudos, congestión nasal y malestar general. Afortunadamente, existen ciertas cosas que pueden hacerse para prevenir que esto suceda y no son muy complicadas, por lo que no hay excusa para no realizarlas. Darle un poco más de tiempo al proceso de limpieza y prestar mayor atención podría ser clave para evitar reacciones alérgicas y, por tu salud, es recomendable hacerlo.

 

¿Qué puedes hacer para evitar las alergias?

Las alergias, la mayor parte del tiempo, se van después de ciertos años de forma natural y, mientras esperamos que eso suceda, es preferible prevenir que los episodios alérgicos sean tan frecuentes.

Es necesario recordar también que las alergias pueden transformarse para abarcar más cosas, por lo tanto, es mejor ocuparse de todo y evitar ácaros, pelo de mascotas, polvo y cualquier otro alérgeno que te pueda afectar.

 

1) Ten espacios delimitados para tu mascota:

Si eres alérgico al pelaje de tu mascota, entonces limita las habitaciones en las que el animal puede entrar para que tengas un lugar a donde ir que sea exclusivo para ti. A esto debes sumar que las mascotas no deberían entrar al dormitorio de la persona alérgica.

A su vez, intenta cepillar el pelo de forma frecuente y en un lugar específico, preferiblemente fuera de casa, para poder recogerlo y botarlo rápidamente.

2) Cuidado con lo que entra en casa:

No sabes qué tipo de cosas traes en tu ropa o zapatos después de salir a la calle, entonces recuerda dejar tu calzado y prendas en la entrada, para evitar esparcir el polvo o cualquier otro elemento perjudicial para ti.

 

3) Evita acumular cosas que no usarás:

El uso constante de los artículos es lo que usualmente previene que estos se llenen de polvo, por lo tanto, aquellos que guardes sin utilizar probablemente acumularán polvo fácilmente.

Objetos decorativos, libros y revistas, alfombras, y hasta peluches suelen ser ideales para coleccionar suciedad. Por esa razón, tira o guarda lo que no utilizas y, de ser absolutamente necesarias, limpia las cosas regularmente.

Los aspiradores sin cable, por ejemplo, suelen ser opciones adecuadas para las alfombras, mientras que un paño húmedo podría evitar el polvo de tus elementos de decoración.

 

4) Al limpiar, no levantes más polvo:

Aunque la escoba y el plumero son objetos de limpieza que parecen nunca faltar en una casa, estos productos realmente afectan negativamente a cualquier persona alérgica.

A pesar de que estas dos cosas quiten al polvo de tu vista, no lo están eliminando, lo están esparciendo en el aire. Debido a esto, utiliza mejor una mopa o paños húmedos, pues son productos que recogen el polvo.

 

5) Deshumidifica tu hogar:

Si te quieres librar de los ácaros, no dejes húmeda ninguna cosa en tu casa. Seca muy bien las toallas, la ropa y encárgate de cualquier exceso de humedad ambiental haciendo uso de un deshumidificador.

De esa manera, será más difícil que los ácaros proliferen y te causen reacciones alérgicas.

 

6) Elige siempre materiales lavables:

Sin importar qué compres, intenta que cualquier producto que adquieras esté hecho de materiales fáciles de limpiar, para que puedas mantener todo impecable y sin esfuerzo.

Desde cortinas hasta fundas para muebles, valora la facilidad de limpieza cada vez que decidas adquirir algo nuevo para tu hogar.

7) Cuídate de las esquinas:

En los rincones pequeños y en las esquinas suele acumularse la suciedad; esta pasa desapercibida porque no se nota tan fácilmente, no obstante, su presencia seguramente causará más de un estornudo en una persona alérgica.

Después de limpiar, vuelve a acercarte a las esquinas y a las zonas de difícil acceso, para realmente asegurarte de que todo esté impecable.

 

8) Limpia correctamente:

¿Eres de los que hace una limpieza profunda de forma semanal o de los que esperan que se acumule la suciedad un poco para limpiar cada tres días? Sin importar de qué grupo seas, ambos métodos son incorrectos si eres una persona alérgica.

Los alérgenos se multiplican de forma muy sencilla, pues siempre tendrán una forma de aparecer. Cada vez que abres una ventana o puerta, cuando entras en casa con la ropa sucia, etc.

Debido a esto, lo mejor es realizar una limpieza diaria que mantenga a los alérgenos a raya y te permita dividir el proceso en pequeñas tareas, fáciles y rápidas, para que la carga no sea tan dura.

Pasa un paño húmedo por las superficies con polvo, mientras que las ventanas permanecen abiertas para que entre el sol y se aireen las habitaciones.

Procede a elegir el mejor aspirador sin cable (aquí puedes encontrar unas opciones para elegir) que tengas para encargarte de sofás y otro mobiliario, y, por último, limpia el suelo sin una escoba. Podrás cerrar las ventanas después de esto.

 

9) Cuídate al limpiar

Si eres una persona alérgica y tienes a otro adulto en casa, es preferible que elijas tareas que no te expongan al polvo como lavar los platos, mientras que alguien más se encarga de limpiar aquello que podría desatar una reacción alérgica en ti.

En caso de que esto no sea posible, utiliza algún tapabocas para evitar aspirar las partículas de polvo.

Seguir estos consejos sencillos podrá darte una mejor calidad de vida y te ayudará a disfrutar de tu día a día sin estornudar o toser tan frecuentemente.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments