Cómo realizar el mantenimiento de piscinas

Última actualización: 14.05.21

 

Para evitar tener que hacer una limpieza profunda cada vez que se quiera entrar a la piscina, se recomienda realizar un mantenimiento regular a esta, evitando la acumulación de suciedad y el deterioro de la piscina. Hacer este proceso no es muy difícil y, adicionalmente, ahorrará tiempo y esfuerzo a largo plazo. 

 

Cuando llega el verano, una de las cosas que la mayoría de las personas disfruta hacer es bañarse en una piscina. Esta actividad, además de ser bastante divertida, destaca porque es algo que puede realizarse con familia y amigos.

Es posible que tengas la errónea creencia de que, como el agua de piscina tiene cloro, entonces es difícil que se ensucie y no es realmente necesario limpiar a fondo la piscina. Sin embargo, realizar un mantenimiento regular es imperativo, especialmente si quieres cuidar tu salud y no deseas exponerte a hongos y bacterias.

Si no sabes cómo poner el agua de la piscina cristalina y depurarla de cualquier microorganismo nocivo, aquí podrás aprender sobre el mantenimiento de las piscinas y lo que necesitas para lograrlo.

 

Haciendo el mantenimiento de piscinas

Si importar si debes limpiar una piscina pequeña o varias piscinas grandes, el proceso de mantenimiento es bastante parecido y se debe seguir una serie de pasos si se desea lograr una buena limpieza.

Antes de comenzar, e incluso si se trata de una piscina casera, se requiere calcular los litros de la piscina, pues esto determinará cuál es el tratamiento adecuado a realizar, qué bomba y filtros utilizar, y cuáles son los productos para piscina más adecuados.

¿Cómo calcular los metros cúbicos de una piscina?

Dependiendo del tipo de piscina que tengas, hay fórmulas sencillas que te dejarán saber la cantidad de metros cúbicos de agua que posee tu piscina.

El cálculo de piscinas redondas deberá hacerse de la siguiente forma: Diámetro x Diámetro x Profundidad Media x Coeficiente (0,785).

El volumen de una piscina ovalada se obtendrá con esta fórmula: Largo x Ancho x Profundidad x Coeficiente (0,89).

Por último, el de una piscina rectangular se obtendrá calculando: Largo x Ancho x Profundidad media.

Al tener los resultados, deberás usar: (Dato obtenido) m3 x 1000 Litros/m3. Esa será la respuesta final.

Con este dato, ya será posible comprar productos de limpieza de piscinas con un volumen de químicos adecuado a la cantidad de agua que posea tu modelo.

 

¿Cómo limpiar una piscina?

Al tener todo listo, ya es posible comenzar a realizar la limpieza de la piscina. Para lograrlo, es necesario seguir una serie de pasos que facilitarán la tarea.

 

Limpia a fondo la piscina

Este paso puede cambiar, dependiendo de si realizaste el invernaje correcto o no. Si lo hiciste, entonces un limpiafondos de piscina podría ser suficiente, pero si no, entonces es necesario realizar el vaciado.

Si no sabes cómo vaciar una piscina y esta es grande, entonces se recomienda contactar a un profesional. Aunque si ya tienes experiencia, no debería haber ningún problema.

Al estar vacía, ayúdate con un cepillo y aplica un limpiador desincrustante en el piso y las paredes. Después de unos minutos, aclara con agua.

 

Lava el sistema de filtros

Entre las diferentes partes de una piscina, el filtro y su sistema son de las piezas más importantes. Por esa razón, deberás limpiarlos a profundidad.

 

Llena de agua

Comienza a llenar la piscina y, a mitad de llenado, empieza a tratar el agua con cloro para piscina. Recuerda respetar la dosis adecuada para la cantidad de agua.

En caso de que te pases en la cantidad y no sepas cómo bajar el cloro de la piscina, solo basta con cortar el suministro de este, ya sea sacando el flotador de cloro o la tableta, y dejar que el sol lo evapore hasta tener niveles adecuados.

 

Verifica la escala de pH

Un pH óptimo evita la irritación de la piel, los ojos y otros problemas con el agua. Por esa razón, siempre debe mantenerse entre los 7,2 y 7,6.

Si el pH de la piscina es bajo se requiere utilizar un elevador de pH y, si es el caso contrario, entonces se requiere un reductor de pH. Verifica los niveles adecuados haciendo uso de una escala.

¿Cómo mantener una piscina en buen estado?

Si realmente quieres disfrutar de una piscina impecable, no solo deberás limpiarla de vez en cuando, ya que también es necesario que intentes mantenerla en ese estado. De lo contrario, te arriesgas a que la piscina vuelva a ensuciarse con prontitud y debas realizar el proceso de nuevo. Lo más recomendable es revisar diferentes aspectos de la piscina cada cierto tiempo, para asegurarte que todo está bajo control.

Hacer el mantenimiento de una piscina desmontable o hinchable no es tan difícil, pues al ser pequeñas y tener poca cantidad de agua, solo basta con cambiarles el agua de vez en cuando, limpiar a fondo las paredes y el piso, y volver a llenarlas respetando la cantidad de cloro necesaria y el nivel de pH adecuado.

Además, estas piscinas no necesitan de dispositivos adicionales para su mantenimiento y, si te preguntas cómo mantener la piscina limpia sin depuradora, la respuesta es que es realmente sencillo, pues las medidas previamente mencionadas junto a un alguicida y un cloro con floculante mantendrán el agua cristalina.

Sin embargo, las más grandes requieren de una evaluación más constante y sí deben usar una depuradora. Con estas piscinas es necesario verificar el nivel de cloro a diario y el de pH cada dos semanas, aproximadamente. Además, se recomienda utilizar un limpiafondos para poder deshacerse de la suciedad que pueda estar atrapada en las paredes y en el piso.

Por último, sin importar el tamaño de tu piscina, si no la vas a utilizar, entonces es mejor cubrirla para evitar que la suciedad pueda acumularse. Un cobertor prevendrá que caigan hojas o polvo al agua. Adicional a esto, recuerda ducharte y quitarte cualquier residuo de cosméticos o lociones antes de entrar al agua, evitando que esto quede dentro de la piscina y la ensucie.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments