Consejos sobre cómo limpiar la piedra porosa

Última actualización: 28.05.22

 

La piedra natural brinda un atractivo particular en construcciones, tanto en interiores como en exteriores, ya sean terrazas, aceras, porches, entre otros espacios. No obstante, debido a la gran cantidad de poros, las superficies de piedra pueden resultar muy sensibles a las manchas diarias, de modo que es importante saber cómo limpiar la piedra porosa correctamente.

 

Si recién acabas de instalar piedra natural en tu casa, debes ser precavido y protegerla de las manchas, utilizando productos impermeabilizantes pensados para evitar la acumulación de humedad y las posibles manchas. Ahora bien, si la superficie de piedra ya está manchada, entonces lo más recomendable es que sigas estos consejos y trucos para limpiar la piedra natural y preservarla del desgaste del tiempo.

 

Limpiar las manchas superficiales en la piedra porosa

Hay productos de uso diario que pueden ser usados efectivamente en la limpieza de la piedra natural. Además, algunos de ellos resultan ecológicos y no dañan las plantaciones que pueden estar alrededor de la superficie de piedra, sobre todo si se trata de un jardín.

El bicarbonato de sodio es el producto por excelencia para realizar la limpieza de diferentes objetos y lugares en tu hogar, ya que es económico, natural y ofrece acabados óptimos en la piedra. Por lo tanto, puedes mojar la piedra con agua del grifo y espolvorear un poco de bicarbonato de sodio en un cepillo para frotar la mancha. Al finalizar, solo tienes que enjuagar con agua. También, puedes diluir el equivalente a una taza de cristales de soda en un litro de agua caliente y usar un cepillo para fregar la piedra.

Otra opción es el jabón negro, que resulta un producto suave, muy útil para el mantenimiento rutinario de la piedra natural. En este sentido, puedes diluir dos cucharadas de jabón negro en un balde de agua y después usar una esponja para limpiar la piedra porosa. Si no tienes este producto, también es posible utilizar el jabón líquido de lavavajilla para desengrasar y limpiar la piedra natural. En este caso, solo tienes que diluir un poco de jabón en medio litro de agua.

Trucos para eliminar las manchas difíciles en la piedra porosa

Hay productos abrasivos pero suaves al mismo tiempo. Este es el caso de la piedra de arcilla, que se vende comúnmente en forma de pasta y debe ser untada sobre la superficie para dejar secar por unos minutos y así ayudar a aflojar la suciedad incrustada.

Si buscas una solución más agresiva, puedes usar una mezcla de aceite y limón, recomendada únicamente cuando la piedra natural está obstruida con residuos de piedra caliza, ya que de otra forma podría manchar la superficie si el limón se seca.

Por lo tanto, lo más apropiado es usar solo un par de gotas diluidas en aceite y enjuagar rápidamente después de aplicar. Para mayor eficacia, existen productos profesionales dedicados a la limpieza de la piedra natural, pero su coste puede ser mayor en comparación con los productos caseros.

 

Lo que no debes hacer al limpiar la piedra porosa

Es necesario evitar todos los productos ácidos, como el vinagre, a menos que se trate de una mancha muy difícil y, en dado caso, solo debes usar una pequeña cantidad de este producto y aplicar exclusivamente sobre la mancha. El problema de los productos ácidos es que podrían decolorar si accidentalmente se secan sobre la piedra natural. También, tienes que evitar el blanqueador y limpiadores de azulejos.

 

Manchas comunes en la piedra porosa en exteriores

Los consejos anteriormente mencionados resultan eficaces para limpiar la piedra porosa en la mayoría de los casos, incluso para quienes se preguntan cómo limpiar la piedra artificial. Sin embargo, la piedra natural en superficies externas puede requerir un tratamiento más específico dependiendo del tipo de mancha. En este sentido, te invitamos a revisar este listado con las manchas más comunes y las formas más recomendadas para eliminarlas.

1. Hojas y plantas en descomposición

Hay épocas del año malas para las piedras de exterior, especialmente en otoño cuando caen las hojas muertas y se enmohecen con la lluvia y la humedad en general. En este caso, lo más recomendable es usar jabón de Marsella rallado o detergente en polvo para crear una pasta, aplicar y dejar actuar durante una hora. Después, puedes frotar con un cepillo y enjuagar con abundante agua.

 

2. Hongos y moho

Limpiar piedra porosa blanca o de una tonalidad clara es muy importante para evitar las manchas de musgo y líquenes. En este sentido, si te preguntas cómo limpiar el verdín de la piedra natural, puedes usar la solución anterior, pero si las manchas no se eliminan, entonces tienes que adquirir un antiespumante químico que te permita exterminar el moho con mayor efectividad.

 

3. Excremento

Existen una gran cantidad de animales rastreros y voladores que hacen sus necesidades sobre la superficie de piedra natural. En este caso, si te preguntas cómo limpiar la piedra porosa exterior de las heces de animales, es necesario atacar la mancha de inmediato utilizando una toalla de papel. De este modo, solo queda pasar una esponja húmeda para eliminar los residuos. Si la mancha de excremento ya está seca, entonces tienes que frotar con un cepillo húmedo untado con detergente en polvo no corrosivo.

 

4. Óxido

En este caso, puedes usar la solución para las manchas de excrementos, pero si no consigues deshacerte del metal corroído, entonces lo más adecuado es adquirir un producto removedor de óxido o un limpiador de piedra natural que, por lo general, viene en presentaciones líquidas. Sin embargo, es necesario usar una pequeña cantidad y enjuagar rápidamente para evitar daños en la superficie.

5. Té, refresco, café, licores y otras bebidas azucaradas

Estas manchas son muy comunes en el suelo, pero resultan mucho más dañinas en las superficies porosas. Por lo tanto, si te preguntas cómo limpiar la piedra natural de las manchas de bebidas y líquidos, entonces debes saber que lo más apropiado es retirar la mancha con una esponja humedecida o dispersando la sustancia rápidamente con una hidrolimpiadora. Si la mancha se ha secado demasiado, entonces puedes utilizar un cepillo humedecido con jabón líquido para lavavajillas o incluso glicerina diluida en agua.

Como conclusión, podemos mencionar que la piedra azul, el granito, la arenisca o cualquier otro tipo de piedra porosa puede aportar un aspecto natural y una cierta elegancia a los hogares. Sin embargo, sus superficies se degradan con el tiempo a causa de las manchas. Por lo tanto, lo más recomendable es que realices una limpieza periódica para mayor durabilidad.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS