¿Cómo aclarar el agua de la piscina?

Última actualización: 18.04.21

 

Muchos de los pasatiempos preferidos del ser humano tienen que ver con el agua, ya sea nadando, jugando, practicando deportes, entre otras actividades. Por ende, tener una piscina en casa puede ser increíble, pero inconvenientes como el agua turbia pueden ser un tanto difíciles de enfrentar sin los conocimientos adecuados.

 

Si te encuentras con agua verde en una piscina desmontable, no es recomendable usarla, ya que podría estar plagada de algas y otros componentes que causan afecciones a la piel y los ojos. Por ello, es imprescindible que, si tienes una piscina en casa, te asegures de cumplir con su mantenimiento al pie de la letra.

Si quieres saber más acerca del tema, te invitamos a aprender cómo recuperar el agua de la piscina después del invierno en caso de que el desuso haya causado cambios en los niveles químicos del agua, hayan aparecido algas o el agua se haya puesto turbia.

 

Inconvenientes comunes en instalaciones de piscinas

 

  • Presencia de algas

Como quitar las algas de la piscina es una búsqueda común en internet, ya que es bastante frecuente encontrarse con ellas en el agua. Son pocos los tipos que pueden crecer en las piscinas, pero el tratamiento contra ellas debe ser constante y permanente.

 

  • Agua turbia

El agua sucia o agua turbia en la piscina puede darse por varios factores, los cuales van desde elementos orgánicos, exceso de uso y desniveles químicos. También es bastante común, pero tiene solución.

 

  • Agua con color

Si ves tu piscina sucia, porque su agua ha cambiado de color, visualiza bien el tono, ya que éste denotará su origen. Si notas agua verde en la piscina, es por algas. Si está muy azul, tiene exceso de cobre. En caso de lucir marrón, es hierro y si se ve negra, es por la presencia de manganeso. En base a esto podrás atacar el problema con el tratamiento correcto.

 

  • pH desequilibrado

Subir el pH de la piscina con lejía es posible, pero debes seguir las medidas. Este parámetro se desequilibra por falta de mantenimiento, alterando los demás niveles de los componentes químicos del agua.

  • Cal acumulada

La cal se encuentra en la dureza del agua, pero si se emplea un limpiafondos de piscina de forma regular, puedes ayudar a disminuir su presencia y evitar que se acumule en las superficies.

 

  • Aroma a cloro

El aroma a cloro que emane de una piscina será debido a un desnivel en el pH y puede ser tratado con un neutralizador. Además, si está al aire libre, no importará mucho si decides depurar la piscina de día o de noche, ya que no causará molestias.

 

El agua turbia: uno de los principales problemas

Cuando se trata de piscinas, el mantenimiento es esencial, pero el agua turbia puede aparecer en cualquier momento y convertirse en una molestia.

Esta situación se presenta debido a múltiples razones, tales como el exceso de bañistas, un mal manejo del sistema de filtrado, hojas muertas que se descomponen en el agua, insectos, algas, falta de limpieza, etc.  

No obstante, esto también puede suceder por un desajuste en los niveles químicos del agua, los cuales tienen rangos específicos que se deben mantener para ser segura.

 

¿Cómo limpiar a fondo una piscina?

Ahora que ha llegado la hora de ponerse manos a la obra, deberás aprender cómo poner el agua de la piscina cristalina para poder disfrutar de ella en cualquier época del año con total seguridad y confianza.

 

  1. Revisar los parámetros del agua

Antes de hacer cualquier acción frente al agua turbia, debes comprobar que los parámetros del agua son los correctos, ya que cualquier alteración en sus niveles de acidez, puede causar turbidez.

Según las indicaciones en el mantenimiento de piscinas, el pH debe estar en un nivel comprendido entre los 7,2 a los 7,6. En el caso del cloro, su presencia no puede ser mayor a 1,2 miligramos por litro de agua, mientras que la dureza debería estar entre las 200 y 300 partes por millón. En cuanto a la alcalinidad, este parámetro debe mantenerse en un rango entre los 90 a las 120 partes por millón.

Si alguno de estos parámetros se encuentra alterado, deberás emplear el producto químico necesario, según las indicaciones de la etiqueta para poder ajustar los niveles de los componentes.

  1. Retirar restos orgánicos

El siguiente paso consiste en sacar de la piscina todos los restos orgánicos que puedan haberse acumulado con el tiempo y con el uso como, por ejemplo, insectos, hojas y ramas, ya que, al pudrirse, se acumulan en el piso y te obligarán a ingeniártelas para limpiar un fondo de piscina muy sucio.

 

  1. Limpiar el filtro

Luego tendrás que enfocarte en el sistema de filtrado para hacer un mantenimiento profundo en el que puedas aclarar todas las piezas para sacar la suciedad, así como también cambiar los consumibles que se hayan agotado.

 

  1. Filtrar el agua

Cuando finalices de limpiar el filtro de la piscina, deberás activar la bomba para que inicie un ciclo de filtrado del agua que deberás dejar durante toda la noche. Así te asegurarás de que todo el contenido ha pasado por el sistema de filtración y ha sido purificado.

 

  1. Aplicar clarificador

Si el agua de tu piscina sigue turbia después de filtrar, te aconsejamos usar algún producto clarificador especialmente formulado para el tratamiento de piscinas. Sigue las indicaciones al pie de la letra y no abuses del químico, ya que contiene partículas que, en exceso, se acumularán en el filtro.

 

  1. Usando floculantes

En última instancia contra el agua turbia, puedes usar floculantes. Estos compuestos químicos activos están formulados especialmente para tratar la turbiedad en la piscina casera. Su acción se trata de incrementar el tamaño de las partículas en el agua para que puedan caer al fondo. Durante este tratamiento deberás mantener apagada la bomba y el sistema de filtrado, para permitir que la gravedad haga su trabajo.

 

  1. Aprovechar el limpiafondos

Para finalizar con la limpieza de tu piscina, usa un limpiafondos. Estas prácticas máquinas se encargarán de lavar cada centímetro del espacio interno para así retirar acumulaciones de partículas, algas e incluso moho. Activa el modo automático para que se encargue por sí solo y déjale completar el ciclo de trabajo antes de comprobar el estado del agua.

Una piscina con el agua turbia puede tener varias causantes y su solución varía entre muy sencilla a bastante tediosa, pero nunca imposible, por lo que, si en casa tienes este inconveniente, es probable que los consejos que hemos recopilado en este artículo te sean útiles para limpiarla a fondo y disfrutar al máximo del agua.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments