Preguntas más frecuentes sobre Desinfectantes Para Hogar

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo hacer un desinfectante con lejía?

La lejía es potente y efectiva en la eliminación de microorganismos.

Sin embargo, su uso doméstico debe realizarse con mucha cautela para evitar casos de intoxicación.

Para empezar, puedes preparar tu propio desinfectante, usando una proporción de 1:50 de lejía con agua. 

Una forma de hacerlo más sencillo es vertiendo 20 ml de lejía común o cloro en una botella plástica de un litro.

Después, debes completar con agua hasta llenar toda la capacidad de la botella.

Finalmente, cierra bien el envase y agítalo con fuerza.

Esta mezcla debe prepararse para su uso inmediato, pues no se recomienda guardarla de un día para otro. 

 

Q2: ¿Cómo hacer desinfectante casero?

Con pocos ingredientes puedes preparar un efectivo desinfectante casero, sin usar productos químicos y abrasivos para tus muebles o suelos.

Para hacerlo necesitarás: un recipiente de 2,5 litros de agua, 60 ml de vinagre, 100 g de bicarbonato de sodio y algunas gotas de aceite esencial de limón, que puedes reemplazar por el extracto de tu preferencia.

Ahora, solo debes mezclar todos los ingredientes hasta disolverlos muy bien.

Después, y con ayuda de una bayeta mojada en la solución, puedes limpiar todas las superficies de tu hogar, y hasta fregar el suelo, sin riesgo de mancharlo si es de madera. 

 

Q3: ¿Cómo actúa un desinfectante?

Un desinfectante es una sustancia con ingredientes antisépticos y bactericidas que atacan las membranas de los microorganismos a través de un proceso físico o químico.

También, actúa inhibiendo el crecimiento de bacterias y hongos en superficies inanimadas.

La acción de cada limpiador desinfectante dependerá de la concentración de los ingredientes.

Por tanto, es el fabricante quien indica la mejor forma de usar el producto, ya sea puro o diluido, para aplicarlo en las superficies a ser desinfectadas.

Q4: ¿Quién inventó el desinfectante?

Si te gustan los datos curiosos quizás te parecerá interesante saber quién inventó el desinfectante para el hogar.

En primer lugar debemos mencionar que desde la antigüedad se comenzó a observar la necesidad por una desinfección de las heridas con agua caliente y vino.

A partir de allí, el concepto de desinfección fue evolucionando junto con la humanidad y transcurrieron diversos períodos históricos que contribuyeron con el conocimiento sobre microorganismos y bacterias.

Incluso, en la Biblia hay episodios que narran sobre la desinfección de los vestidos y objetos que eran sumergidos en agua hirviendo para su limpieza.

Ahora bien, el concepto de desinfectante como tal surge a partir de 1785, cuando Claude Louis Berthollet sintetizó una solución acuosa con propiedades blanqueadoras y desinfectantes que llamó agua de Javel.

Años más tarde, cuando Louis Pasteur hace el descubrimiento sobre el origen de las enfermedades a partir de los microorganismos, la lejía cobró un lugar reconocido como un agente antiséptico.  

Así, su uso en diferentes ámbitos se fue extendiendo con el paso de los años y se fueron descubriendo nuevas fórmulas antisépticas para la desinfección.

Estas se pudieron aplicar a superficies, tejidos, objetos y hasta del propio cuerpo, llegando hasta la actualidad donde existe una amplia gama de desinfectantes para el hogar y otros espacios.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS