Trucos para limpiar cristales

Última actualización: 29.06.22

 

Los ventanales grandes en casa le brindan gran luminosidad al ambiente, porque la luz fluye y le da un efecto de profundidad al espacio. El detalle está en que deben mantenerse siempre limpios, pero ese trabajo es bastante lioso. Sin embargo, existen muchos trucos caseros que puedes emplear para no gastar tanto dinero en productos limpiacristales. 

 

Las ventanas pueden ensuciarse con mucha facilidad, debido a que se encuentran expuestas hacia el exterior, siendo necesario darles un mantenimiento constante. El problema está en que es una tarea poco amigable y para nada divertida. Puede sucederte que estás con toda la disposición para la limpieza de cristales y el resultado no es el más óptimo.

Dicha situación crea frustración y un gran desánimo, por lo que probablemente postergues el acto de limpiar cristales, dejando transcurrir más tiempo entre cada limpieza. Sin embargo, ese descuido no es bueno para tu hogar, ya que no se verá tan bien como debería. Pero como todo en la vida, siempre hay una solución; y para facilitar esta tarea, queremos compartir contigo algunos trucos que podrías utilizar para la limpieza de cristales. 

¿Cómo limpiar cristales?

De nada sirve tener los muebles, superficies y el suelo limpios, si tus ventanas de cristal se encuentran llenas de polvo, grasa o están manchadas con cualquier suciedad; ya que con ello tus espacios se verán poco agradables y descuidados. No obstante, los productos que venden en el supermercado como limpia cristales (verifica, pulsando este enlace, algunas opciones), podrían tener un coste elevado a lo largo del tiempo. En este sentido, no tienes que preocuparte demasiado, ya que existen muchos trucos de limpieza que puedes emplear ahorrando mucho dinero a largo plazo, como por ejemplo usar vinagre para limpiar y desmanchar las superficies de vidrio.

Primeramente, vamos a explicarte la forma más rápida de cómo limpiar los cristales para que queden perfectos:

  • Prefiere los días nublados. Este paso es importante, porque si es un día muy soleado el producto que apliques en el cristal se secará muy rápido y quedará manchado.
  • Utiliza un limpiador de cristales, o bien, productos caseros, tales como vinagre y bicarbonato, amoniaco o alcohol. Estos  son otros elementos muy útiles para este tipo de limpieza.
  • Necesitarás una bayeta, un paño para atrapar el polvo, una rasqueta, o si prefieres, podrías utilizar papel periódico viejo.
  • Para evitar manchar el suelo durante la limpieza recuerda colocar una sábana o toalla vieja antes de empezar.
  • Cuando ya cuentas con todo el material que necesitarás, podrás empezar la limpieza. Es recomendable comenzar con los marcos, porque de lo contrario, se ensucia nuevamente el cristal si lo dejas para el final. 
  • Otro consejo importante es limpiar los cristales de arriba hacia abajo, pues de esta manera evitas que los restos de agua chorreen y dejen líneas por zonas que ya se han limpiado.
  • Rocía la solución limpiacristales directamente sobre la superficie de vidrio, para mayor efectividad, aunque también puedes usarlo en una esponja o un paño.
  • Seguidamente, con una escobilla de goma puedes eliminar el exceso de líquido.
  • Por otro lado, se recomienda limpiar los cristales con movimientos diferentes para que no queden marcas. Por ejemplo, la parte exterior con un movimiento horizontal y el interior en vertical.
  • Para secar los cristales se recomienda utilizar un paño de microfibras que no deje pelusas, medias viejas o un papel periódico.

 

5 Trucos caseros para limpiar las ventanas

A continuación, vamos a explicarte cómo puedes limpiar tus ventanas con productos caseros, que las dejarán igual de limpias como si hubieras usado el mejor limpiacristales del mercado.

Amoníaco. Una mezcla a partes iguales de agua con amoníaco puede ser un limpiador eficaz para los cristales, porque es un producto muy efectivo para eliminar la suciedad. También podría mezclarse con un jabón neutro para limpiar, aunque el inconveniente del amoníaco es que no es amigable con el medio ambiente, ya que es altamente contaminante, por lo que se aconseja en la medida de lo posible evitar este producto.

Vinagre blanco. Limpiar cristales con vinagre es muy fácil, ya que solo tienes que colocar el producto en un recipiente con atomizador y aplicarlo sobre la superficie cristalizada.

Alcohol. También puedes hacer una solución a partes iguales de agua con alcohol para eliminar las huellas dactilares que se fijan en las superficies de cristal.

Bicarbonato. Otro remedio efectivo para las ventanas de cristal es limpiar con bicarbonato, el cual combinado con vinagre blanco puede ser más efectivo todavía. Para ello, mezcla cuatro partes de agua con bicarbonato y vinagre, rocía la solución directamente sobre el cristal, deja actuar unos minutos y procede a limpiar con un paño la superficie.

Patata o cebolla. Si no sabes cómo limpiar cristales exteriores muy sucios, podrías utilizar una cebolla o una patata. Para hacerlo puedes cortar por la mitad el vegetal y frotarlo con suavidad sobre la superficie. Posteriormente, aclara con una mezcla de agua y vinagre blanco, secando con un paño seco de microfibras.

¿Cómo quitar la cal de los cristales?

Todas las opciones anteriores son para realizar un limpiacristales casero altamente efectivo que te ayude a mantener limpias tus ventanas y puertas de cristal. Pero ¿qué puedes hacer para quitar la cal incrustada en los cristales?

Pues si, las manchas dejadas por la cal son un grave problema a la hora de limpiar los cristales, sobre todo para aquellas personas que viven en zonas en las cuales el agua que sale del grifo es muy dura, dejando manchas de sarro en las superficies. 

No obstante, quitar el sarro en casa es muy fácil si tienes los productos adecuados. Una buena opción es mezclar 3/4 partes de vinagre con 1/4 de alcohol, agua y un chorro de detergente neutro, vierte la mezcla en un recipiente con atomizador y rocía sobre la superficie a tratar, después limpia con un paño suave y dile adiós al sarro. 

Otra alternativa es usar vinagre mezclado con limón y bicarbonato, se aplica sobre el cristal y se deja actuar unos minutos sobre la superficie. Seguidamente, usando un papel periódico o un paño de microfibra puedes secar la superficie y listo.

Como te habrás dado cuenta, existen muchas alternativas caseras y ecológicas para limpiar los cristales de tu casa con facilidad, siendo importante realizar un mantenimiento continuo a las ventanas, para poder disfrutar de la vista que te aporta y que la casa no se vea descuidada.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS