¿Qué elegir: aspirador con bolsa o sin bolsa?

Última actualización: 02.12.20

 

Una de las dudas que surge cuando se trata de qué aspirador comprar es si recurrir a un modelo con bolsa o sin bolsa. Una cuestión que merece la pena plantearse dado el coste de estos productos y la diferencias entre ellos.

 

Playa o montaña. Cerveza o vino. La tortilla con cebolla o sin cebolla. En la vida tenemos que tomar muchas decisiones. Pero cuando se trata de la limpieza de nuestro hogar, la mayor duda suele surgir entre comprar un aspirador con bolsa o sin bolsa. 

Una diatriba considerable y que merece la pena valorar, puesto que, pese al dominio que las aspiradoras sin bolsa tienen hoy día en el mercado, estas pueden no ser la mejor opción para ciertos usos, incluso aunque apuestes por el mejor aspirador sin bolsa que puedas encontrar.

 

De qué estamos hablando

Aunque no es algo imprescindible, no está de más recordar de qué estamos hablando antes de empezar a comparar estos productos. Un aspirador con bolsa es un producto de carácter tradicional, con el que realizar tareas de limpieza de un cierto alcance y que almacenan el polvo recogido en una bolsa para aspiradora. Esta bolsa debe ser reemplazada cada cierto tiempo, dependiendo de la intensidad de la suciedad presente en la estancia y la capacidad de dicha bolsa.

Por su parte, una aspiradora sin bolsa es aquella en la que se reemplaza la bolsa por un sistema de filtros, capaz de limpiar el aire que recoge la aspiradora y que deja la suciedad dentro del depósito diseñado a tal efecto. Este depósito es fácil de vaciar y nos ahorra tanto la necesidad de ir manipulando la bolsa como de reemplazar el consumible, siendo así más económico de utilizar.

Capacidad del producto

Dicho esto, vamos a empezar a analizar ciertas características que varían notablemente entre los aspiradores sin bolsa y sus homónimos con bolsa, para que te sea más fácil elegir el sistema más adecuado. El primer parámetro que hemos elegido es la capacidad del depósito.

En general, la capacidad de un aspirador sin bolsa va desde los 0,6 litros de los modelos más pequeños, como los escoba o de mano, hasta los 3 litros de los modelos de trineo. Esta sería la mejor elección cuando se trata de limpiar tu hogar a lo grande.

En el caso de los aspiradores con bolsa, esta capacidad parte de esos 3 litros y puede llegar hasta los 5, según modelos. Así pues, en caso de que tengas mucha suciedad que limpiar o espacios muy grandes en los que trabajar, una aspiradora con bolsa te permite limpiar más sin tener que pararte a vaciar el depósito.

 

Potencia de funcionamiento

Otra cuestión importante es la potencia de funcionamiento del producto. Sí es cierto que durante mucho tiempo nos hemos regido por la norma por la que cuanto mayor sea la potencia eléctrica del producto a elegir mayor es su capacidad de limpieza.

Esto ha sido correcto hasta la llegada de los nuevos modelos, en los que se ha reducido el consumo de energía de forma notable y, en paralelo, se ha incrementado la potencia de succión. Precisamente este es el parámetro que hoy día debemos valorar: qué potencia de succión debe tener una aspiradora.

Analizando el mercado, veremos cómo la potencia de los aspiradores con bolsa tiende a ser ligeramente superior al de la mayoría de las aspiradoras sin bolsa, en términos de succión. Además, los modelos con bolsa tienden a mantener mejor esa potencia que los productos sin bolsa, incluyendo el aspirador ciclónico, cuyo diseño es uno de los más eficientes para mantener la succión. De todos modos, en el caso de los modelos sin bolsa, basta con vaciar el depósito para recuperar la potencia perdida. Algo que no podemos hacer en los productos con bolsa, que también pierden algo de potencia a medida que la bolsa se acerca a su llenado máximo, aunque en una menor medida.

 

Ruido

A diferencia de los otros apartados, en este ganan de calle los modelos sin bolsa. Si hay algo que antaño nos echaba para atrás a la hora de limpiar con una aspiradora convencional era el tema del ruido. Los modelos de trineo clásicos tenían niveles que superaban los 90 decibelios de generación sonora e incluso el mejor aspirador con bolsa podía despertar a toda la casa si se usaba un domingo a primera hora.

A cambio, los mejores aspiradores sin bolsa actuales son capaces de reducir este nivel de ruido a unos 75 decibelios a máxima potencia. Además, este ruido no se genera tanto en la zona del motor, sino que se produce por la propia circulación del aire a alta velocidad, habitual en estos modelos. Un ruido que resulta más aceptable y llevadero que el generado por los aspiradores de antaño.

 

Limpieza e higiene

Cuando hablamos de limpieza, no suele haber mucha diferencia entre los productos con y sin bolsa, siempre que los mismos tengan potencias de succión similares. Sí es cierto que la capacidad del modelo con bolsa es levemente superior a los de sin bolsa, pero la diferencia cada vez es más estrecha, tal como venimos comentando.

Sin embargo, en donde sí hay diferencia es en lo que se refiere al procesamiento de la suciedad, una vez que hemos acabado de limpiar. En los modelos con bolsa, es imprescindible cambiar la misma, procurando no romperla ni manipularla en exceso. Siguiendo estas premisas, se impide la reemisión del polvo y la suciedad al ambiente, lo que agradecerán los alérgicos y las personas con problemas respiratorios.

En el lado sin bolsa, el proceso de limpieza requiere de extraer el depósito y vaciarlo en la basura. Un proceso que, pese a todas las mejoras incluidas en los productos modernos, sigue dejando algo de polvo residual en el depósito, que es necesario sacudir, generando también una pequeña reemisión de polvo al ambiente derivada del vaciado. Así que, en términos de higiene, los modelos con bolsa están un paso por delante, siempre que se manipulen correctamente.

La decisión final

Después de todo lo que hemos comentado, es posible que ya tengas más claro qué opción te conviene de las que hemos mencionado. Y es que, dado que cada familia tiene sus propias necesidades, es obvio que apostar por un producto específico es cosa de cada cual.

Sí es cierto que, en línea generales, las mejores aspiradoras sin bolsa que actualmente tenemos a nuestro alcance están un paso por delante de las tradicionales en muchos aspectos, pero también hay tareas en las que los modelos con bolsa ganan por bastante. Así que si aún no lo tienes claro, te recomendamos echarle un vistazo a una buena comparativa de aspiradoras y descubrir con modelos exactos qué es lo que te conviene para dejar tu hogar impecable.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments