Preguntas más frecuentes sobre Quitagrasas

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo limpiar el horno con quitagrasas?

Si necesitas limpiar el horno es recomendable revisar primero tanto los consejos relacionados con la limpieza del equipo dados en el manual de instrucciones del fabricante, como las instrucciones de uso del quitagrasas a utilizar.

Estas podrían varían en función de si se trata de un desengrasante líquido con pulverizador, en crema o en espuma.

De igual manera, asegúrate de que el horno esté apagado y desenchufado antes de empezar la labor.

El proceso de limpieza es realmente sencillo, gracias a los productos quitagrasas disponibles en el mercado hoy en día.

De manera general, lo primero que se debe hacer es retirar cualquier resto de comida presente, si la hay; para después proceder a retirar las rejillas o bandejas, según sea el caso, para su limpieza aparte.

Seguidamente, se aplica el quitagrasas en la parte interna del horno, así como en las rejillas o bandejas retiradas; dejándolo actuar por el tiempo recomendado para maximizar su potencial.

Una vez transcurrido, se procede a frotar con una fibra o paño según la dificultad en la remoción de la grasa.

Después, en el caso de la parte interna del horno, se retira el producto en un paño húmedo o seco y, finalmente, las bandejas o rejillas se aclaran bajo el grifo, en el caso que deba eliminarse el producto.

 

Q2: ¿Cómo hacer un quitagrasas casero?

Si necesitas un quitagrasas, pero no dispones de uno, con ingredientes básicos de uso común en el hogar podrías preparar uno casero.

De igual manera, te puede proporcionar resultados efectivos y similares a los otorgados por productos comerciales.

En tal sentido, se puede preparar una solución con limón y jabón lavaplatos, los cuales son limpiadores capaces de quitar la grasa de las superficies; bicarbonato de sodio, el cual tiene un efecto abrasivo capaz de despegar la grasa adherida a los electrodomésticos y superficies; y vinagre blanco, que facilita la eliminación de grasa y manchas causadas por alimentos. 

Es así que para hacer un quitagrasas con estos componentes, necesitarás mezclar en una jarra grande con boquilla medio litro de agua, 50 ml de vinagre blanco, 2 cucharadas de jabón lavaplatos, 1 cucharada de bicarbonato de sodio y 2 cucharadas de zumo de limón.

Lo recomendable es que vayas vertiendo poco a poco y en ese orden los ingredientes, ya que la mezcla efervece producto de la reacción entre el limón y el bicarbonato.

Por último, vierte el preparado quitagrasa en un envase pulverizador reciclado.

Q3: ¿Cómo funciona un quitagrasas?

Los quitagrasas, de acuerdo a su naturaleza, (alcalina, neutra o ácida) están compuestos de moléculas con propiedades tanto hidrofóbicas (afinidad con las grasas) como hidrofílicas (afín con el agua).

Por ello, una vez que entran en contacto con las grasas actúan, mediante una reacción química, disolviéndolas o emulsionándolas.

Este efecto reduce su adherencia a las superficies o tejidos y por lo tanto pueden ser removidas por el agua.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS